Rubén Contreras Izquierdo – Conservador/preparador en Geología y Paleontología, Geólogo

ruben-contreras-atapuerca-c

“La ciencia y la investigación son pilares fundamentales en los que un país debe apostar para ser realmente rico”

Rubén Contreras Izquierdo –  Conservador/preparador en Geología y Paleontología, Geólogo

Rubén Contreras Izquierdo es  Conservador/preparador en Geología y Paleontología y Geólogo y desde este año forma parte del equipo de especialistas en el Museo Nacional de Escocia. Por sus manos pasan todos los días fósiles de hasta 350 millones de años y su trabajo junto al equipo del museo escocés ya ha sido recogido en las revistas científicas de mayor impacto.

Su experiencia en pequeños museos y excavaciones en España y Argentina con acceso a diferentes medios, le han enseñado cada paso para la conservación de una pieza: desde su extracción en el yacimiento, pasando por el análisis en el laboratorio, su exposición en las vitrinas del museo y divulgación mediante charlas al público visitante. Leyendo su entrevista, es difícil no dejarse contagiar por la pasión que transmite por la ciencia y por su profesión.

– ¿Cómo comenzaste a interesarte en la geología y la paleontología?
Mi interés por la geología comenzó cuando estudiaba secundaria, gracias al profesor que nos impartía las clases, el biólogo Fernando Santamaría. Su forma de enseñar me resultaba muy didáctica y hacía que la ciencia fuera fácil de entender. Por aquella época, los dinosaurios lo inundaban todo gracias a la saga cinematográfica de Jurassic Park. La dinomanía de los 90 sirvió para despertar vocaciones en muchos niños de mi generación, entre ellos yo. Además la zona en la que pasé mi infancia, en mi pueblo, afloran sedimentos cretácicos en los que se han encontrado restos de dinosaurios y otros animales extintos. ¡Imposible no interesarse por la paleontología! A partir de ahí decidí realizar la licenciatura de geología en la Universidad de Salamanca.

– Posteriormente, orientaste tus estudios al campo de la preparación paleontológica ¿qué te llevó a ello? 
En 2002, durante las primeras excavaciones en las que participé me percaté de la necesidad que había de un experto que empleara las técnicas más adecuadas, dependiendo del yacimiento y el tipo de ejemplar fosilizado, para preservarlos correctamente. Fue cuando me di cuenta de que me gustaría dedicarme a ello profesionalmente. Comencé siendo autodidacta, pero poco a poco me fui especializando profesionalmente en preparación paleontológica con cursos, workshops sobre técnicas de conservación y preparación, embalaje, química, almacenaje…

– ¿Cómo se trabaja en ambas disciplinas?
En rasgos generales, hay que prestar mucha atención a la historia que nos puede contar tanto el fósil como el sedimento en el que se encuentra. Su origen, formación y todos los procesos físico-químicos que han tenido lugar desde antes de ser un fósil son muy importantes para poder entenderlos tal como los vemos hoy en día.
Por mi propia experiencia, puedo decir que son muy importantes la paciencia, la observación y sobretodo la visión espacio-temporal para poder entender lo que sucedió hace cientos de millones de años y en un ambiente muy diferente al que conocemos hoy.

ruben-contreras-paleontologo
Laboratorio del Museo Municipal Ernesto Bachmann, Villa el Chocón, Neuquen, Argentina (Fotografía: Rubén Contreras Izquierdo)

 

“Son muy importantes la paciencia, la observación y sobretodo la visión espacio-temporal para poder entender lo que sucedió hace cientos de millones de años”

– ¿Qué cualidades crees que son necesarias para dedicarse a tu profesión?
Agilidad, delicadeza, sentido común, ingenio y respuesta rápida ante imprevistos son necesarias para desempeñar un buen trabajo, aunque para mí es la paciencia la cualidad fundamental. Tienes que tomar decisiones certeras porque si no puede perderse, para siempre, un ejemplar fosilizado de hace millones de años.

“Tienes que tomar decisiones certeras porque si no puede perderse, para siempre, un ejemplar fosilizado de hace millones de años”

– Durante tu trayectoria profesional has trabajado en diversas excavaciones en Burgos, Cataluña, La Rioja, Aragón e incluso Argentina. ¿Cómo han sido estas experiencias y qué aprendiste de ellas?
La experiencia en todos y en cada uno de los lugares en los que he podido colaborar ha sido muy gratificante. El compartir e intercambiar formas de trabajo con diferentes equipos y poner en común detalles de cómo actuar en un yacimiento o cómo extraer un fósil de la mejor manera posible siempre es enriquecedor.
Durante estas experiencias profesionales he aprendido a trabajar en diversos tipos de yacimientos, tanto de huesos fosilizados como de paleobotánica o de huellas de dinosaurios, a desenvolverme en el campo en ambientes dispares, como por ejemplo en la zona desértica de la Patagonia argentina, a rescatar fósiles en situaciones de urgencia y a trabajar, en la mayoría de las ocasiones, con escasos recursos.

– ¿Son los métodos de trabajo diferentes en cada región y en cada país?
Podría decirse que a rasgos generales no existen grandes diferencias en los métodos de trabajo, pero sí es cierto que en cada equipo se pueden ver pequeñas peculiaridades a la hora de trabajar.
Fundamentalmente, el empleo de unos u otros materiales, herramientas o productos depende de la financiación. La mayor parte de las ocasiones te encuentras con medios limitados y tienes que agudizar el ingenio para resolver los problemas con los que te topes.
Además, cada yacimiento presenta unas características especiales (tipo de sedimentos, grado de compactación, contenido fósil…) por lo que la metodología de trabajo varía significativamente. ¡Cada yacimiento es un mundo!

 

 

Alrededores de Serraduy, Huesca (Fotografía: Rubén Contreras Izquierdo)

 

 

– Desarrollas tu actividad en espacios diferentes: desde la excavación pasando por el laboratorio a la exposición al público del material extraído ¿puedes contarnos cómo es esta cadena de trabajos?
Los fósiles llevan millones de años esperando a que alguien los descubra y sinceramente es muy emocionante que ejemplares que has excavado, con los que has trabajado durante meses en el laboratorio, que han podido ser investigados por científicos gracias a tu preparación, acaben siendo expuestos en un museo.
Pero en la práctica, no es habitual que una única persona sea la encargada de las piezas durante todo el proceso. Yo pienso que es fundamental que el profesional que está en el campo sea el mismo que trabaje esas piezas en el laboratorio y que esté involucrado también en los pasos posteriores. Para mi es la fórmula perfecta para cometer los menos fallos posibles con ese material y que no se dé una pérdida incalculable de información científica.
Además, es necesario que cada uno de los movimientos sea correctamente registrado por escrito y gráficamente, mediante cuadernos de campo, registros, depósitos o informes de laboratorio que hacen más fácil un correcto seguimiento de este importante proceso.

 

 

ruben-contreras-museos-nacionales-escocia

“Es muy emocionante que ejemplares que has excavado, con los que has trabajado durante meses en el laboratorio, que han podido ser investigados por científicos gracias a tu preparación, acaben siendo expuestos en un museo”

– Por tu experiencia en el montaje de exposiciones ¿qué aspectos hay que tener en cuenta para estas muestras?
Es muy especial y gratificante pensar que gracias a tu trabajo de preparación y conservación el público general tiene la oportunidad de contemplar piezas únicas. No olvidaré nunca el día que pude comprobar en persona cómo los visitantes del Parque de las Ciencias de Granada disfrutaban y aprendían sobre paleontología con algunas piezas que yo había preparado. Tampoco la emoción que sentí cuando vi expuestos en el Museo Nacional de Escocia el esqueleto de un Tiranosaurio rex, los fósiles de un gliptodonte o una pieza de lava volcánica, elementos que ayudé a montar en 2011 antes de la reinauguración del museo.
En museos pequeños, con poco personal, es habitual que te toque pensar en asuntos museográficos como la iluminación de los fósiles, la posición de las piezas o las estructuras de soporte e incluso tengas que encargarte de todo el papeleo administrativo (informes, listados de piezas, permisos y seguros).
Pero en instituciones grandes lo habitual es que el conservador se encargue de asuntos relacionados con el seguimiento de las piezas que se van a llevar a una exposición, como su empaquetamiento, montaje y desmontaje en la exposición, recomendaciones para el transporte y su exposición en cuanto a la manipulación, colocación, rango de temperaturas y humedad relativa en las que tiene que ser expuesta, o también funciones de correo (persona que se encarga de hacer el seguimiento y velar por el buen estado de las piezas durante su transporte).

ruben-contreras-dinosaurios-paleontologo-geologo-yanmag

“No olvidaré nunca el día que pude comprobar en persona cómo los visitantes del Parque de las Ciencias de Granada disfrutaban y aprendían sobre paleontología con algunas piezas que yo había preparado”

– Durante tu trayectoria profesional también has dado charlas a público no especializado, ¿cómo han resultado estos encuentros? Y a tu modo de ver ¿cómo analizas la situación de la divulgación científica en España?
En España arrastramos un problema desde la escuela: no sabemos hablar en público. En otros países las tarimas de los colegios no son dominio exclusivo del profesor y es normal que los niños hablen ante el resto de sus compañeros. En las carreras de ciencias no tienes asignaturas que te enseñen lo básico para enfrentarte a un público y casi nunca tienes que transmitir nada. Así que cuando sales de la universidad y te toca presentar comunicaciones en congresos o dar charlas no te queda más remedio que aprender sobre la marcha.
Si paras a alguien al azar y le preguntas por el nombre de cinco artistas, actores o escritores seguramente no tenga problema en responderte. Pero ¿y si le preguntas por cinco científicos? Entonces la cosa cambia… Para mi es fundamental que los investigadores y los que nos dedicamos a profesiones científicas nos bajemos de los pedestales y hagamos que la ciencia deje de ser considerada como algo aburrido, denso y difícilmente comprensible. Los ciudadanos tienen que conocer las labores, los logros de los científicos, si no difícilmente podrán percibir nuestros empleos como fundamentales para la sociedad.
En España hay muchas instituciones y profesionales haciendo divulgación científica de calidad pero con pocos apoyos económicos. En el día a día sigo de cerca medios de ciencia, como las publicaciones Materia – sección de ciencia de El País – y proyectos como Principia.

ruben-contreras-atapuerca-investigador-conservador-museos

“Los ciudadanos tienen que conocer las labores, los logros de los científicos, si no difícilmente podrán percibir nuestros empleos como fundamentales para la sociedad”

– También has tenido relación con Atapuerca, uno de los yacimientos más importantes de Europa, ¿en qué ha consistido?
Soy una persona inquieta y después de muchos años de haberme licenciado decidí volver a estudiar y realizar el Máster de Evolución Humana, con el que pude aprender, entre muchas otras cosas, a usar técnicas analíticas que se aplican en investigación, como el TAC (tomografía axial computarizada), el microscopio electrónico de barrido (SEM) o microscopía confocal.
Además durante casi un año colaboré con el Laboratorio de Evolución Humana de la Universidad de Burgos supervisando trabajos de laboratorio de los alumnos del grado de Historia y Patrimonio,  llevando a cabo tareas de restauración de restos arqueológicos y paleontológicos procedentes de los yacimientos de Atapuerca y empleando softwares para el modelado en 3D.

 

ruben-contreras-laboratorio
Laboratorio de Evolución Humana, Universidad de Burgos (Fotografía: Rubén Contreras Izquierdo)

 

– Este año te has trasladado a Escocia, donde formas parte del equipo de conservación del departamento de Natural Sciences del National Museums Scotland (NMS). ¿cómo está siendo esta experiencia profesional?
La experiencia está siendo muy enriquecedora. Estoy trabajando codo con codo con grandes profesionales del mundo de las ciencias naturales y aprendiendo día a día nuevos aspectos relacionados con la conservación. Trabajar en una institución grande, con estos impresionantes fondos y con recursos, es un auténtico sueño.

ruben-contreras-investigado

“Trabajar en una institución grande, con estos impresionantes fondos y con recursos, es un auténtico sueño”

 

– En este museo realizas tareas de preparación y conservación en ciencias naturales. ¿Con qué piezas has trabajado hasta el momento y qué dificultades presentan?
El material con el que he podido trabajar es bastante variado. El NMS alberga material muy heterogéneo y de un rango temporal muy grande, desde fósiles de hace más de 350 millones de años hasta grandes mamíferos de la última glaciación.
Por el momento, he podido disfrutar trabajando entre otras cosas, con fósiles que superan los 300 millones de antigüedad, correspondientes a una importante colección, al proyecto TW: eed (Tetrapod World: early evolution and diversity), que representan los primeros seres que salieron del agua e “invadieron” la tierra. La dificultad que presentan estos primeros tetrápodos es su tamaño y fragilidad, por lo que hay que trabajar con mucha paciencia, delicadeza y bajo un microscopio para que no perdamos ningún detalle de su anatomía.

ruben-contreras-nms-lab-nationalmuseumsscotland

ruben-contreras-fossil-hunters-nms

ruben-contreras-fossil-hunt-nms
Rubén Contreras en su trabajo diario en el NMS en Edimburgo (Fotografías: © National Museums Scotland)

 

 

– ¿Qué diferencias estás encontrando en el tratamiento que se le da a la ciencia en Escocia y en nuestro país?
Hay una parte que es financiada por el gobierno, como salvando las distancias, en la mayoría de los países. Lo que es sorprendente es la aportación de capital privado. Son numerosas las contribuciones de origen privado, de empresas o incluso de particulares, con las que también cuenta, no solo la ciencia, sino el resto de cultura en general.
Además existen diferentes fundaciones que ofrecen sus recursos para la ayuda y la mejora en la formación de personal en el ámbito de la conservación.
En mi caso no podría haber sido posible el estar trabajando en el NMS si no fuera a “The Clothworker’s Fundation”, institución sin ánimo de lucro que financia proyectos en conservación entre otros proyectos y por la cual estoy profundizando en el campo de la conservación bajo la supervisión de la conservadora/preparadora Vicen Carrió y conjuntamente con el ICON (Institute of Conservation).

 

 

ruben-contreras-laboratorio

“Son numerosas las contribuciones de origen privado, de empresas o incluso de particulares, con las que también cuenta, no solo la ciencia, sino el resto de cultura en general”

– ¿Qué proyectos te gustaría realizar en el futuro y qué nuevas áreas querrías investigar?
Siempre me ha gustado trabajar con equipos informáticos, de ahí que tenga interés en aprender técnicas digitales y aplicarlas en paleontología y conservación, además de desarrollar proyectos en los que el contenido digital esté presente.

– ¿Cómo definirías tu ética de trabajo?
Me parece fundamental aplicar los criterios necesarios para que un objeto, en mi caso una pieza de ciencias naturales, no pierda su integridad. El respeto por esta profesión y el buen hacer es esencial. Además, siempre mantenemos contacto con otros profesionales con los que se puede hablar y discutir formas de trabajo para casos concretos. De todas formas, una actuación sobre un determinado material no será llevado a cabo si no hay la suficiente información, el conocimiento y la técnica adecuada para poder hacer un trabajo correcto.

– ¿A qué dedicas tu tiempo libre?
Ahora mismo no dispongo de mucho tiempo libre. Entre el trabajo, cursos y seguir aprendiendo inglés no me queda tiempo para mucho más. Aún así, intento aprovecharlo para hacer un poco de turismo, ir a ver alguna exposición y visitar museos. Es maravilloso conocer los espectaculares paisajes geológicos de las Highlands o callejear por la preciosa ciudad de Edimburgo. Es una urbe con mucha historia, cultura y con un encanto especial.

 

– Un deseo que te gustaría se hiciera realidad.
Somos cientos de miles las personas que en algún momento hemos tenido que salir de España a buscarnos la vida; me gustaría que la migración fuese solo una opción no una necesidad, casi una obligación. También me gustaría que los gobernantes de España empezaran a trabajar, de una vez por todas, para revertir la situación deplorable de la investigación e innovación científica. La ciencia y la investigación son pilares fundamentales en los que un país debe apostar para ser realmente rico.

ruben-contreras-atapuerca-i

“Me gustaría que los gobernantes de España empezaran a trabajar, de una vez por todas, para revertir la situación deplorable de la investigación e innovación científica”

Más información

Rubén Contreras Izquierdo

En LinkedIn

Artículo en el Blog de National Museums Scotland

Rubén Contreras recomienda:

Principia

Materia

cropped-cropped-YanMag-Blanco.jpg

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Catregory

0 comments

ÚLTIMA PORTADA

Chévere
Compañía de Teatro
"Nos motiva hacer el teatro que nos gustaría ver"

Entradas recientes

Suscríbete