Luis López – Director de la Galería Ineditad

Luis Lopez - Galeria Ineditad. Foto Lucas Amillano

En el Foco es una sección de YANMAG que recomienda el trabajo de profesionales que nos interesan y cuya trayectoria recomendamos seguir

 

«En Inéditad he querido colocar al artista en el centro y darle el protagonismo que realmente se merece»

 

Luis López es fundador de la Galería Ineditad, un proyecto que surgió hace siete años como un blog y que acabó materializándose en una galería de arte. Las necesidades de los artistas y de los coleccionistas, que Luis López ha conocido en profundidad a base de acudir a innumerables ferias, se han concretado en esta galería que apuesta por artistas noveles y en especial por el Arte Queer. Ineditad desarrolla la venta de arte online, a través de su web y redes sociales, y offline en ferias de arte y muestras pop-up, adaptándose siempre a las necesidades de los coleccionistas y a un mercado cambiante que continuamente evoluciona.

Conversamos con su director para conocer este proyecto que recomendamos vivamente desde YANMAG.

 

Por Alfredo Delgado

 

– ¿En qué momento surgió la idea de crear Galería Inéditad y con qué propósito nació?

Se podría decir que este proyecto es el resultado de una transición tanto personal como profesional. Antes de su arranque como galería en enero del 2020, Inéditad nació de hecho siete años antes, en el 2013, como blog de arte y diseño. En esa extensa etapa como blogger tuve la oportunidad de asistir a un sinfín de exposiciones y ferias conociendo a artistas, comisarios, galeristas, coleccionistas; personas del mundo del arte a quienes entrevistaba y hacía reportajes con el objetivo de dar voz y difusión a su trabajo. Con el paso del tiempo, se empezó también a gestar en mi cabeza la idea de que en un futuro Inéditad se materializara en una galería de arte. Pero una galería que incorporase los puntos fuertes y áreas de mejora que iba detectando través de mi experiencia entorno al mercado del arte.

Y así fue como aprovechando una reestructuración que se iba a llevar a cabo en la empresa donde trabajaba, decidí convertir ese sueño en realidad. Tras varios meses elaborando el plan de empresa, levanté la persiana virtual en enero del 2020. Me convertí en un galerista emprendedor aún sin saber que un virus iba a poner al mundo del revés tan solo un mes y medio después (pero esa historia os la cuento más adelante)

 

Refracted Body (2021) - Galeria Ineditad. Foto Lucas Amillano

– ¿Cómo es el equipo que forma Inéditad y qué funciones realiza cada uno dentro de la galería?

Lo constituye un equipo formado por mí, que soy quien dirige la galería, selecciona los artistas y coordina los proyectos, y cuento además con el apoyo de Lucas Amillano, quien de forma puntual colabora conmigo generando contenido audiovisual.

Y por supuesto tienen un lugar muy destacado el elenco de artistas con los que trabajamos, que son pieza esencial para que este engranaje funcione a la perfección.

 

– La filosofía de la galería se inspira en la omnicanalidad ¿en qué consiste?

Como os explicaba al principio, Inéditad como galería se puso en marcha a finales de enero del 2020. Desde que en el 2019 se fue gestando el plan de empresa, su estructura de negocio fue concebida para que se desarrollara como galería de arte online. Esta decisión vino determinada porque era un concepto de galería muy poco establecido a nivel nacional y suponía además encontrar un nicho y un elemento diferenciador con respecto a la competencia. Esta elección, que como os comento fue muy meditada pero totalmente providencial, fue todo un acierto teniendo en cuenta lo que aconteció posteriormente. El confinamiento y la pandemia del COVID-19 nos pilló por suerte con la estructura necesaria para seguir trabajando. Fueron unos momentos difíciles, pero al mismo tiempo muy inspiradores, por lo que durante aquellas semanas nos dedicamos a ganar visibilidad a través de las redes sociales, especialmente en Instagram, y a trabajar tecnológicamente en nuestra web, que al fin y al cabo, era nuestro principal escaparate. Así inauguramos las primeras exposiciones en 3D y en realidad virtual, facilitando incluso visitas guiadas sin que el espectador tuviera que moverse del sofá.

Una vez que la pandemia dio una tregua, fue cuando decidí apostar por obtener también presencia offline, es decir, presencia física organizando exposiciones en colaboración con galerías que cedieran su espacio, y también, mediante la asistencia a ferias de primer nivel como ArtMadrid o FIG Bilbao.

La combinación de ambos canales de acción, el online y el offline, es lo que he bautizado como omnicanalidad. Inéditad de hecho es la suma de ambas estrategias. Traslado a un entorno virtual las exposiciones que organizo físicamente y a la inversa, es decir, aquellos proyectos que desarrollo offline los construyo también en realidad virtual. De este modo busco ofrecer a los amantes del arte una mayor accesibilidad. Ésa también es una forma de democratizar el arte. Personalmente creo que ésta debería ser la tendencia, adoptar ambas vías de negocio puesto que ambas son complementarias y no opuestas. No se trata de escoger, si no de integrar. Pensar que la revolución virtual y tecnológica pasará de puntillas por el mundo del arte es un error. Lo que deberíamos hacer tanto artistas, como galeristas y agentes culturales es precisamente incorporarlos a nuestros proyectos, y decidir cuáles pueden adaptarse mejor a nuestras necesidades.

 

 

– ¿De qué manera realizas la selección de los artistas y cómo es tu relación con ellos?

Tenía la necesidad de incorporar los puntos fuertes y áreas de mejora que había detectado en los años como blogger. Uno de esos puntos que quería aportar era precisamente el relativo a la relación entre artista y galerista. Muchos de los artistas que fui conociendo en aquella etapa me explicaron experiencias algo decepcionantes respecto a galeristas con los que habían colaborado, experiencias negativas vinculadas con la falta de transparencia en sus acuerdos, malentendidos sobre facturación, y lo que me pareció más grave todavía, reconocer al artista como un mero instrumento comercial, sin atender a sus inquietudes y/o necesidades, ya no sólo profesionales sino también personales. Tomé muy buena nota de aquellas situaciones y es por eso que en Inéditad he querido desde el principio colocar al artista en el centro y darle el protagonismo que realmente se merece. Al fin y al cabo, el motor de una galería es el talento de sus artistas, y sin ellos, los y las galeristas no tendríamos razón de ser.

Dicho esto, la selección de los artistas que represento comienza por dos vías: por un lado, las propuestas que me llegan tanto a través del mail de la galería como de las redes sociales, y por otro, los artistas que personalmente descubro y cuya obra considero que puede encajar con la filosofía de la galería. Esta filosofía se basa especialmente en obras innovadoras que comuniquen, que reivindiquen, que fusionen la técnica con un mensaje de denuncia social. Galería Inéditad entiende el arte como un instrumento de cambio, por lo que todo artista que realice su obra bajo esta perspectiva puede ser susceptible de colaborar con la galería, independientemente de su trayectoria. Es más, actualmente contamos con artistas con trayectoria reconocida y artistas con trayectoria media o incluso corta.

 

Depiertame cuando todo haya pasado VI (2020) Pepa Salas Vilar - Galeria Ineditad.

– ¿Por qué te decantas por la selección de artistas emergentes frente a otros más consolidados?

Os contaré un secreto. Nunca me ha gustado el término emergente para calificar a un artista. De hecho, yo lo utilicé durante bastante tiempo hasta que me hice una pregunta. ¿En qué momento deja un artista de ser emergente? Creo que es una etiqueta de carácter poco concreto que a veces puede ser seductora para con un artista, pero que en otras puede ser un término que ya no se identifique con su recorrido. Por este motivo me gusta hablar más de artistas prometedores que no de artistas emergentes.

Y es cierto que en Inéditad tengo preferencia por artistas con mucho potencial, cuyo talento ya denota que tienen bastante que ofrecer. Considero que se merecen una oportunidad en el circuito del arte contemporáneo. Todos en algún momento hemos necesitado de alguien que reconozca nuestro trabajo y que lo ponga en valor, más allá de su posible repercusión comercial. No me importa demasiado el número de seguidores que tenga un artista en Instagram, lo que me importa es la persona que hay detrás y lo que su trabajo sea capaz de transmitir.

 

– Tienes una sección de Arte Queer ¿por qué has optado por esta línea y cómo enlaza con la filosofía de la galería?

Con la puesta en marcha de la galería inicié en paralelo un proyecto denominado Visibilizar para Normalizar, a través del cual busco difundir y dar valor al trabajo de artistas LGTBIQ+. Es un proyecto que está precisamente muy ligado a la filosofía de la galería da protagonismo al arte como vehículo de transformación social. Cuando en el ámbito de la cultura se elude o se obvia la obra realizada por artistas queer, se está ejerciendo sobre ellos una violencia simbólica en forma de violencia cultural, cuyo resultado contribuye precisamente a la invisibilidad sistemática de la diversidad en nuestra sociedad. Eso es lo que quiero evitar con Visibilizar para Normalizar, haciendo de él un proyecto vivo e integrador que traslade además el arte LGTBIQ+ al panorama artístico de primer nivel y ocupe el espacio que por derecho le corresponde. Es una forma de hacer activismo desde la cultura.

Jean Carlos Puerto. Galeria Ineditad. Foto Lucas Amillano

 

– En la web de la galería se pueden adquirir obras en un rango de precios muy amplio y para todos los bolsillos, desde 50 € a 24000 € ¿surgen así nuevos coleccionistas de arte?

Precisamente uno de los objetivos que tiene Inéditad es el de desmitificar que para adquirir una obra de arte original (entendiendo por original una pieza única certificada y no una reproducción) se necesita tener un alto poder adquisitivo. En este sentido, por ejemplo, hay habilitada una sección dentro de la web que se denomina “Arte para tu bolsillo”, en la que se incluye una selección de obras, todas ellas únicas, por importe igual o inferior a 200€ IVA incluido. Ésta ha sido una forma de atraer a aquellas personas interesadas en iniciar su propia colección sin que para ello tengan que hacer un gran desembolso.

 

– ¿Cómo consigues romper la barrera de la venta de arte online?

En este aspecto hay que conseguir que la experiencia del cliente sea lo más satisfactoria posible. Para ello me apoyo muchísimo en las redes sociales. A través de ellas busco acercar a los artistas de la galería al público general. Y no sólo me refiero a sus obras, si no también a la persona que hay detrás: publicamos vídeos explicativos de sus trabajos, fotografías con buena resolución; entrevistas cortas. Creo que es vital, ya no solo para una galería online, sino para cualquier e-commerce, generar en el visitante la confianza necesaria para derribar aquellas reservas que este tipo de compra les pueda causar. Por eso es muy importante humanizar también el arte online, es decir, que la gente nos ponga cara, ojos e incluso voz.

Al mismo tiempo en nuestra web tenemos por un lado imágenes de las obras en view in room, es decir, generamos una simulación digital de cómo quedarían a escala las obras colgadas de una pared y por otro, disponemos de una galería en realidad virtual que permite verlas expuestas en 3D y en 360 grados. Todo ello para que como os comentaba, la experiencia de compra por parte del cliente sea lo más positiva posible.

Po último, ofrecer desde el primer momento tanto asesoramiento en la compra como seguimiento del envío de la obra. Por eso la galería dispone también de Whatsapp como canal de comunicación, porque considero que es esencial ser totalmente accesible ante cualquier duda o consulta que pueda haber.

Por suerte, una de las ventajas que tiene la venta de arte online frente a otros sectores es que es muy difícil que la obra te decepcione una vez que la recibes, más bien sucede todo lo contrario, que la satisfacción que te produce al verla en directo es enorme. ¡Qué l@s lectoras de YanMag se animen a comprobarlo! Aun así, si se diera el caso, garantizamos siempre la devolución de la obra dentro de los 14 días posteriores a su entrega.

 

– Tenéis presencia en ferias de arte como ArtMadrid, Obertura Carabanchel o Fig Bilbao ¿cómo es trasladar la muestra online al offline y qué efecto tiene entre los coleccionistas?

La presencia en ferias está siendo una de las experiencias más maravillosas. Desde que tuve la suerte de que Inéditad fuera seleccionada para participar en Art Madrid 2021 he conseguido poco a poco que el proyecto fuera también reconocido por un tipo de coleccionista más partidario de la compra de arte en físico. Por eso me gustaría aprovechar para agradecer a Alberto Cornejo, director de Art Madrid, que apostara en aquel momento por una galería en formato online y tan joven. Fue un antes y un después para todo el equipo. Una puesta de largo que nos ha abierto las puertas de otras ferias también interesantes como Obertura Carabanchel y FIG Bilbao. El visitante se sorprende cuando les explicamos que no tenemos espacio físico y que nuestra estructura de negocio es online, pero ello no les genera desconfianza, todo lo contrario, nos felicitan y adquieren sin problema las propuestas artísticas que llevamos.

Por eso la omnicanalidad es tan importante, porque va muy ligada a la accesibilidad.

 

Negativo en Turquesa y Naranja. Galeria Ineditad. Foto Lucas Amillano

 

– ¿Qué aconsejarías a una persona que quiera comenzar a adquirir arte?

Que se deje llevar por su instinto y que compre sus primeras obras porque realmente le gustan. Probablemente con el paso de los años, y con la experiencia, tendrá tiempo de comprar arte también por inversión, pero creo que hay algo realmente mágico cuando te llevas a casa una obra con la que te identificas y con la que estableces un vínculo emocional.

 

– ¿Y a un artista que empieza su andadura profesional?

Trabajo, trabajo y trabajo. No sólo en crear y producir obra, que en mi opinión es fundamental para definir el estilo y perfeccionar la técnica, sino también darle visibilidad: desarrollar una estrategia en redes sociales, presentarla a premios, concursos etc. No hay que tener miedo a que nos digan que no. Y ahí no me refiero sólo a los artistas. Cuantas más puertas llamemos, más probabilidad de que alguna se nos abra.

 

– ¿De qué maneras se puede colaborar con la galería?

¡Me encantan las colaboraciones! Tanto en general, pero en el mundo del arte en particular, pienso que los individualismos no conducen a nada. Con Galería Inéditad se puede colaborar principalmente de dos maneras:

En primer lugar, con artistas que les interese nuestro proyecto y que también entiendan el arte como arma para agitar conciencias.

En segundo lugar, también con otras galerías o espacios culturales que estén interesados en desarrollar proyectos expositivos conjuntos.

En ambos casos nos pueden contactar tanto por redes sociales como a través de nuestro mail.

 

– ¿De qué proyecto te sientes más orgullosos hasta el momento y cuál os gustaría realizar en el futuro?

Quizá parezca un tópico decir que me siento muy orgulloso del último proyecto que he realizado, pero es que en este caso es así. La última participación  en Art Madrid ha significado mucho para mí. Repetir por segundo año consecutivo en ese escenario y doblando la participación de artistas con respecto a la edición anterior ha sido todo un reto, pero también una satisfacción. Tanto por la acogida como por el éxito en la feria. ¡Esperamos seguir sorprendiendo y estar a la altura en la edición del 2023!

 

ArtMadrid 2022. Stand de la Galeria Ineditad. Foto Lucas Amillano

 

– ¿Qué muestras tienes planificadas en los próximos meses?

¡Pues el último cuatrimestre del año se presenta por suerte bastante movido! El próximo mes de septiembre inauguro en Barcelona la exposición colectiva Ave y Eva en la que artistas de la galería van a dar voz al género no binario y al género trans a través del arte figurativo. Es un proyecto magnífico en colaboración con Canal Gallery, una joven galería ubicada en el Barrio Gótico (Carrer de Palau, 4), la cual nos cede su espacio. La muestra durará un mes, desde el 08 de septiembre al 01 de octubre, y en ese periodo realizaremos dos conferencias, una de la mano de la artista no binaria y poeta Ángelo Néstore y otra con Hugáceo Crujiente.

Luego en octubre Beatriz Pereira y yo organizamos en Madrid una exposición conjunta con artistas de nuestras respectivas galerías bajo el nombre de Perspectivas e Identidades. Un proyecto que tendrá lugar en Galería Nueva (Dr. Fourquet, 10) y que buscará reflexionar sobre los puntos que tienen en común la perspectiva de género y la perspectiva de diversidad de género.

En noviembre, desembarco de nuevo en Galería Nueva con una exposición colectiva bajo el título de Effigies. Esta muestra tratará sobre el conflicto entre nuestro yo real y nuestro yo digital. Me parece muy interesante abordar este tema en un momento en el que nos preocupa tanto la imagen que proyectamos a través de las redes sociales.

Y por último, en diciembre cierro el año en Barcelona con una exposición en colaboración con la pareja de diseñadores Ornamante, en la que diez artistas de Galería Inéditad van a intervenir 10 de sus piezas y las expondremos en el espacio de Yoko Art Gallery (Villarroel, 144).

Ah! Y por supuesto retomaremos nuestras exposiciones en Realidad Virtual…pero ahí quiero todavía mantener el suspense…

 

– ¿Cómo te gustaría ver Inéditad dentro de 10 años?

Pues como considero que es muy sano tener ambiciones, me gustaría ver a Inéditad dentro de 10 años habiendo participado ya en algunas ferias de arte internacionales (como pudiera ser Art Basel) y también desarrollando proyectos de residencia artística con el objetivo de que nuestros artistas puedan seguir creciendo y divulgando su talento.

En definitiva, me gustaría seguir disfrutando de mi trabajo.

 

Más información

Galería IneditadInstagramTwitter – LinkedInFacebookVimeoPinterest

 

 

 

YanMag

 

Catregory

0 comments