Florencia Kettner – Artista Visual y Gestora Cultural

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

 

“Desde la mancha intento rescatar la imagen”

 

Florencia Kettner es artista visual y gestora cultural argentina afincada en Madrid desde hace 19 años.

Su obra es densa, desgarradora, inquietante e hipnótica. Sigue la estela del movimiento neo-expresionista muy presente en Argentina, heredera de los alemanes emigrados durante las guerras mundiales. Los medios de comunicación y las alianzas con los gobiernos como medios de propaganda, la carrera armamentística y la guerra fría cultural son los temas que marcan su trabajo.

Recientemente ha presentado una impresionante muestra individual titulada Ruido-Señal en la que ha mostrado más de 200 pinturas y dibujos donde refleja el ruido mediático construido por el sistema que impide rescatar el dato significativo.

Desde hace más de un año, además gestiona el espacio Secuencia de Inútiles, con el cual ha colaborado en eventos como Hybrid Festival o Festival Proyector. En él, además de ser su propio estudio de trabajo, acoge muestras de artistas independientes y proyecta futuros intercambios de exposiciones.

Florencia Kettner es una artista cálida, inteligente e irónica que descubre, con contundencia, las tripas de la realidad.

 

– ¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la creación plástica?

Desde muy pequeña lo que más me gustaba hacer era dibujar y pintar. Durante la época escolar, el momento más feliz para mí era la hora semanal de plástica.
Cuando llegó el momento de elegir carrera no sorprendió a nadie en mi familia que eligiese Bellas Artes.

Cuando me gradué del profesorado de pintura y escultura era complicado encontrar trabajo. Debido a esta situación, decidí hacer pequeñas esculturas y ofrecerlas en un mercadillo, o bien cocinar comida para venderla por la calle. Además, di clases de plástica a niñxs en riesgo de exclusión, experiencia que me marcó mucho.

 

 

“Cuando llegó el momento de elegir carrera no sorprendió a nadie en mi familia que eligiese Bellas Artes”

 

– Te trasladaste de Buenos Aires a Madrid hace 20 años ¿cómo fue para ti este cambio? 

Llegué a Madrid el 2 de enero de 2000 y lo primero que hice fue apuntarme al Círculo de Bellas Artes para hacer croquis de modelo al natural y para pintar en los talleres que están en un torreón, un lugar que me sorprendió por sus impresionantes vistas. En el CBA había personas de todas partes, y cuando terminábamos los talleres nos íbamos de tapas con la gente de allí.

Viniendo de una ciudad mucho más grande, Buenos Aires, Madrid me pareció muy acogedor; el conductor del autobús saludaba a la gente que se subía, se comentaba el clima en el ascensor entre las personas, en general había un trato más cercano con los desconocidos. Para mí estas cosas eran surrealistas.

Me adapté rápido a esta ciudad e hice muchas exposiciones con la Red de Arte Joven; en la Biblioteca de Vallecas, en la de Puerta de Toledo, en la Casa del Libro de la calle Gran Vía…

 

“Viniendo de una ciudad mucho más grande, Madrid me pareció muy acogedor”

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

“Me adapté rápido a esta ciudad e hice muchas exposiciones”

 

 

 

– ¿Puedes explicar el carácter expresionista de tu obra? ¿Ha influido de alguna manera tu ascendencia alemana en ella?

Existe en Argentina una fuerte tradición artística y literaria muy interesada en este estilo. Me formé en Buenos Aires con maestros que trabajaban dentro de este lenguaje.
También encuentro coincidencias en esta atracción por el expresionismo en muchos artistas contemporáneos de los países de Europa del Este.

De mis cuatro abuelos solo mi abuelo paterno era alemán, el resto era de origen italiano. Además, a mi abuelo no lo llegué a conocer y sin embargo el arte expresionista siempre me fascinó.

Si el Arte es el exceso, el expresionismo se acerca a ese exceso desde la exageración en las formas, la utilización del color, los temas tratados, etc.

Por otro lado, el neogótico, la literatura fantástica latinoamericana, el cine negro, el gusto oriental por las sombras, son cosas que me atraen y me permiten desarrollar la imaginación y la creatividad.

 

“Existe en Argentina una fuerte tradición artística y literaria muy interesada en el expresionismo”

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

“Si el Arte es el exceso, el expresionismo se acerca a ese exceso desde la exageración en las formas”

 

 

– ¿Cómo es tu proceso creativo y tu rutina de trabajo en el estudio?

Suelo tener períodos en los que leo e investigo, recopilo información y en determinado momento surge una primera idea para desarrollar alguna serie nueva.
Trabajo con música, con algunos libros que me interese consultar en ese momento y con el teléfono para fotografiar lo que estoy pintando.

Cuando comienzo una nueva serie de pinturas no puedo parar y entro en una especie de mundo paralelo donde tiempo y espacio se transforman. Mientras estoy dentro de esta dinámica, todas las imágenes que sueño o imagino tengo que plasmarlas rápidamente o me persiguen de manera obsesiva. El gran enemigo de todo este proceso es la interrupción. A pesar de lo desordenada que soy, intento planificar las horas de trabajo para aprovecharlas al máximo.

El punto final de la serie es difícil saberlo, varía mucho según que tantas ideas nuevas surjan mientras estoy pintando. Una imagen lleva a otra y en el caso de la última serie se fueron generando nuevas sub-series que me interesaba seguir descubriendo.
A veces, algunas de las ideas que rondan la serie en la que estoy trabajando dan pie a la siguiente.
También puede suceder que del proceso de dibujar o pintar surjan proyectos expandidos hacia el vídeo o la instalación.

 

“Cuando comienzo una nueva serie de pinturas no puedo parar y entro en una especie de mundo paralelo donde tiempo y espacio se transforman”

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

“Mientras estoy dentro de esta dinámica, todas las imágenes que sueño o imagino tengo que plasmarlas rápidamente o me persiguen de manera obsesiva”

 

 

 

– Presentaste A los señores de la guerra en Espacio B en Madrid en una exposición individual, una muestra inspirada en la guerra y sus víctimas.

A finales de 2014 leí una noticia que motivó esta serie. Un periodista alemán que se llamaba Udo Ulfkotte acusaba a los medios de comunicación de publicar material que le entregaba la CIA y otras agencias occidentales de inteligencia y propaganda.

Durante 2015 desarrollé A los Señores de la guerra, unas 45 pinturas de diferentes formatos donde están representados los medios de comunicación, los dictadores, el Club Bilderberg, la carrera armamentista, los militares, etc.

Gracias a Joseba y Elisa de Espacio B, el montaje quedó muy bien, se pudieron ver más de veinte trabajos expuestos en las dos plantas. El día de la inauguración escribimos en las paredes de la sala una carta dirigida a los soldados de la Guerra de las Malvinas, y además la música que elegí para la exposición surgía desde el sótano generando una sensación realmente inquietante.

Espero en algún momento poder volver a mostrar esta serie en otras ciudades y vincularla a alguna asociación o movimiento activista en contra del consumo y producción de armamento.

 

“Espero en algún momento poder volver a mostrar esta serie en otras ciudades y vincularla a alguna asociación o movimiento activista en contra del consumo y producción de armamento”

 

 

– ¿Tienes proyectos gráficos en vista?

Estoy interesada desde hace un tiempo en explorar el mundo de la gráfica: ilustrar libros, crear una recopilación de los trabajos de mi última serie de pinturas llamada Ruido-señal e imprimir un libro de artista que terminé en 2018, entre otras cosas.

Este último lo creé a partir de un catálogo de 2016 del Museo Thyssen de la exposición La Ilusión del Lejano Oeste. Lo rebauticé como La ilusión de la Cultura Libre y parte de su contenido está basado en el libro La CIA y la Guerra Fría Cultural, de Frances Stonor Saunders, investigación periodística que trata de los millonarios esfuerzos de EE.UU. por imponerse sobre la cultura y el arte del campo socialista durante la Guerra Fría. Mediante el humor y la ironía, planteo cuestiones sobre el mundo de la cultura y la política: las ferias de arte, la programación de los Museos, la publicidad, la guerra fría cultural que nos invade en todos los ámbitos, el control, la manipulación informativa o incluso, cómo viven hoy esos descendientes de las tribus indias.
Son más de 70 páginas con collage, pintura, y mucha información.

 

“Estoy interesada desde hace un tiempo en explorar el mundo de la gráfica”

 

 

– Desde hace un año gestionas el espacio cultural Secuencia de Inútiles en Madrid, con el cual has formado parte en diferentes muestras como Hybrid Festival o Proyector Festival de Videoarte. Un lugar en el que se presentan además exposiciones colectivas, conciertos y que además es tu estudio ¿cómo está siendo la experiencia para ti? 

Cuando nos mudamos en febrero de 2019 pensamos en presentarnos formalmente a los vecinos del edificio, ir puerta por puerta cual vendedores de biblias para contarles el proyecto e invitarles a conocer la sala. Finalmente con todo el lío del montaje de la primera exposición no dio tiempo a anunciarnos y el día de la inauguración se acercó mucha gente del edificio y del barrio, el nombre de la sala hizo todo el trabajo.
La gente que suele pasar por la calle se hace selfies con el cartel, golpean la puerta y preguntan qué se hace allí… Presentamos arte contemporáneo, Videoarte, improvisaciones musicales, instalaciones e intentamos despertar el interés del vecindario.

Estamos muy contentas de poder ceder la sala a colectivos, propuestas interesantes y festivales independientes, se aprende mucho pero vamos a un ritmo lento porque es también el sitio donde desplegamos materiales para trabajar, así que cuando toca exposición se recoge todo y se abre solo para exponer.
Nuestra intención es mudarnos próximamente a un sitio con otra distribución para poder seguir trabajando mientras hay exposición.

 

“Estamos muy contentas de poder ceder la sala a colectivos, propuestas interesantes y festivales independientes”

 

– Tu última exposición Ruido-Señal es una impresionante muestra de 200 pinturas que pudo verse en Secuencia de Inútiles ¿cómo fue la creación de todo este ingente trabajo y qué lo motivó?

Esta serie surgió durante el verano de 2018; principalmente a partir de la lectura del libro Arte duty free. El arte en la era de la guerra civil planetaria de Hito Steyerl, que habla de la sobreexposición a las imágenes, a su consumo, y al ruido continuo y estruendoso de Internet y las redes. Con esas ideas comencé a experimentar con tintas y ceras sobre papel. Luego pasé a pintar formatos grandes sobre tela, trabajando sobre ellas en el suelo. Desde la mancha intento rescatar la imagen, como se hace en el test psicológico de las manchas, el test de Rorscharch.

 

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

“Desde la mancha intento rescatar la imagen, como se hace en el test psicológico de las manchas, el test de Rorscharch”

 

 

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

 

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag
“Ruido-Señal” de Florencia Kettner – Secuencia de Inútiles (2019)

 

Otro libro que me ayudó a desarrollar la serie fue La noche tiene mil ojos de Maria Negroni. En este ensayo se exponen cuentos cortos, películas del cine negro y su relación con el expresionismo alemán, y la conexión entre la literatura fantástica y el arte gótico. Me inspiró para hacer pinturas como Angelus Novus, Después de Judit, Faust, las sub-series de La condesa sangrienta o Nosferatu. Cada uno de los trabajos cuenta una pequeña historia y fueron fruto de horas de investigación y creación.

 

– Recientemente has presentado la pieza de videoarte Mundos paralelos en  Zumo de Vídeo, en Loompa Studio ¿cómo planteaste este trabajo y cómo se conecta con tu obra pictórica?

Hace unos pocos años atrás comencé a pensar en la posibilidad de movimiento dentro de mi trabajo. Descubrí que había ideas que quería expresar que eran imposibles con el lenguaje de la pintura. La forma de ver lo que me rodeaba cambió, de repente quería grabarlo todo.

Sigo formándome, grabando todo lo que encuentro interesante y viendo Videoarte.
Zumo de Video es una buena propuesta en Madrid donde presentas tus vídeos y luego hay un coloquio muy ameno donde se aprende de las sugerencias de la gente que se acerca.

Mundos paralelos resume en pocos minutos la situación de las villas miseria en Argentina, en este caso en concreto el foco está puesto en la Villa 31, el más antiguo asentamiento de chabolas de Buenos Aires donde viven alrededor de 80.000 personas y la intención del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de privatizar todo el territorio público que comprende la villa.

 

Florencia Kettner. Artista visual. Foto: Berta Delgado. YanMag

“Hace unos pocos años atrás comencé a pensar en la posibilidad de movimiento dentro de mi trabajo”

 

Florencia Kettner - Mundos Paralelos

 

– Trabajas también como profesora de pintura y modelado ¿cómo es tu relación con los alumnos?

Uno de mis mayores intereses a la hora de dar clases es quitarles el miedo a lxs alumnxs. Vienen con mucha inseguridad por no saber pintar o dibujar. La clave es hacer hincapié en los logros en sus trabajos. Siempre les digo que no se desanimen, que la pintura es dar un paso atrás, para avanzar dos, como cualquier aprendizaje, y que dudar está muy bien.
También les miento diciéndoles que la pintura es muy fácil ¡cuando no lo es!

Me sigue asombrando encontrar niñxs muy pequeños que me preguntan qué pintar porque no se les ocurre nada… Entonces les pido que miren por la ventana, o que salgan un momento a la calle, que piensen en el universo, los planetas o los dinosaurios. A veces les leo algún cuento o les sugiero que se hagan un autorretrato. Aunque cada vez más dibujan o pintan cosas que tienen que ver con la televisión o la Playstation, casi nada sale de su imaginación, y eso es preocupante.
A los adultos tampoco me gusta marcarles lo que tienen que pintar, para mí la pintura es expresión de uno mismo, es comunicación y libertad, no tiene mucho sentido que les diga lo que tienen que hacer, ya bastante tenemos en nuestras vidas diarias con tanta pauta, regla, norma, etc.

 

“Uno de mis mayores intereses a la hora de dar clases es quitarles el miedo a lxs alumnxs”

 

– ¿Qué proyectos te gustaría realizar en el futuro?

Ahora mismo estamos en conversación con algunos espacios de arte de Alemania para hacer un intercambio de exposiciones; artistas de allí presentarán su obra en la sala Secuencia de Inútiles y viceversa.

Queremos generar diálogos entre artistas de distintas partes del mundo, poniendo el foco en Latinoamérica, ahora mismo creo que es muy necesario hablar de lo que está pasando en Chile, Colombia, Bolivia, Nicaragua, Brasil… Creo que no es casual que la mitad de Latinoamérica esté viviendo esta situación de violencia y por ello tenemos que estar muy alerta. La acción Las Venas abiertas que presentamos en enero en Secuencia de Inútiles expuso todo esto y esperamos en el futuro poder seguir presentando estos temas en forma de exposiciones, performances, etc.

 

Las Venas Abiertas. Secuencia de Inutieles. Florencia Kettner

“creo que es muy necesario hablar de lo que está pasando en Chile, Colombia, Bolivia, Nicaragua, Brasil… Creo que no es casual que la mitad de Latinoamérica esté viviendo esta situación de violencia y por ello tenemos que estar muy alerta”

 

También me gustaría mostrar en algún momento un proyecto de instalación llamado Supermercado que creé en 2017; se trata de una reflexión sobre el consumo y la obsolescencia programada. Por otro lado, esta obra fue pensada para ser presentada de manera interactiva.

Otro proyecto en curso es el de editar el libro de artista La ilusión de la Cultura Libre, trasformarlo en fanzine y a ser posible tirarlo desde un helicóptero sobre los museos…

 

“Queremos generar diálogos entre artistas de distintas partes del mundo, poniendo el foco en Latinoamérica”

 

 

– Un deseo que te gustaría se hiciera realidad

Me gustaría que mi trabajo viajara por el mundo sin que yo tenga que salir del taller, como si mi obra fuera el gnomo de la película Amelie y me enviase postales de diferentes ciudades (risas).

 

“Me gustaría que mi trabajo viajara por el mundo sin que yo tenga que salir del taller”

 

 

Más información

Florencia Kettner

Instagram @florenciakettner

Instagram @secuencia.de.inutiles

 

 

 

 

YanMag

Save

Save

Save

Save

0 comments