Elena González y Silvia Royo – Programación y coordinación de contenidos en Espacio Fundación Telefónica

 

Silvia Royo y Elena Gonzalez. Gestoras Culturales. Espacio Fundacion Telefonica. Foto: Berta Delgado

 “La crisis del Covid-19 nos ha permitido explorar opciones que nunca antes habíamos contemplado”

 

Elena González y Silvia Royo son gestoras culturales y trabajan en el Espacio Fundación Telefónica desde hace veinte años. Su sólida trayectoria organizando todo tipo de eventos culturales, tecnológicos y científicos, las ha convertido en profesionales de referencia en el sector.

Elena es jefa de programación y publicaciones donde se ocupa de la gestión de los contenidos con especial atención a la tecnología, la comunicación y nuevos medios, tanto en los encuentros del auditorio como en los proyectos editoriales y los podcasts de Fundación Teléfonica.

Silvia es coordinadora de contenidos y ha coordinado numerosos encuentros, trabajando con ponentes nacionales e internacionales, incluyendo ganadores del Premio Nobel, premios Princesa de Asturias, premios Oscar o premios Pulitzer. Además, actualmente coordina los ciclos Tech & Society, Espacio Madresfera y Fuera de Series Live.

Ambas trabajan mano a mano con sus compañeros para sacar adelante los 175 encuentros anuales que produce el Espacio Fundación Telefónica, un trabajo intenso de diseño, producción y coordinación que desarrollan con inteligencia y buen humor.

 

 

– ¿Cuál es vuestra formación y cómo llegasteis a trabajar al Espacio Fundación Telefónica?

Elena – Estudié Historia del Arte en la UCM y enseguida tuve la oportunidad de entrar en la Fundación como ayudante de museo ya que era un momento en que se estaba ampliando el equipo. En paralelo, completé mi formación con un diploma en Gestión de Entidades Culturales y diferentes cursos sobre liderazgo y sobre social media que han sido muy útiles en mi desarrollo profesional.

Silvia – En mi caso entré con una beca como ayudante de museo cuando aún estaba en 5º de Historia del Arte; a diario por la mañanas iba a la facultad y las tardes de martes a domingo las pasaba en la fundación; justo cuando terminaba la beca coincidió que una compañera pidió una excedencia y a mí me quedaban días para acabar la carrera; ahí fue cuando entré a formar parte estable del equipo. Desde entonces me he ido formando con posgrados para especializarme en Gestión Cultural, en Educación en Museos y estudié un par de años del grado en Estudios Ingleses.

 

 


- Lleváis 18 (Silvia) y 20 años (Elena) trabajando en Fundación Telefónica, ¿cómo ha sido la transformación de este espacio cultural durante estos años?


Elena – En estos años la transformación ha sido radical. Recuerdo los primeros años muy en familia. Éramos muy pocos y todos hacíamos de todo. Las salas de exposiciones cambiaron también mucho; hemos vivido reformas, cierres, de todo. Y lo último, la creación del Espacio FT. Pasamos de tener una sala de exposiciones a tener cuatro plantas con varias salas, aulas de formación y un auditorio en un espacio inigualable listo para llenarlo de contenido.

Silvia – Totalmente de acuerdo. Es como ver crecer a alguien de la familia desde que empieza en primaria hasta que consigue establecerse como un profesional respetado. Hemos vivido esos cambios, hemos sido parte de ellos y estamos orgullosas de hasta dónde ha llegado nuestra criatura.

 

 

“la transformación ha sido radical. Pasamos de tener una sala de exposiciones a tener cuatro plantas con varias salas, aulas de formación y un auditorio en un espacio inigualable listo para llenarlo de contenido”

 

Elena Gonzalez. Gestora Cultural. Espacio Fundacion Telefonica. Foto: Berta Delgado

“Hemos vivido esos cambios, hemos sido parte de ellos y estamos orgullosas”

 

 

– ¿Qué personas conforman vuestro equipo y cómo es la coordinación entre vosotros?


Elena – Trabajamos en el equipo de Programación y Publicaciones que lidera Andrés Perruca. En mi caso, trabajo mano a mano con él coordinando ambos equipos y todos los proyectos que emprendemos. Estamos hablando mucho de la programación de los eventos del auditorio pero también nos ocupamos de las publicaciones de la Fundación, donde destacan del Informe sobre la sociedad digital en España (SdiE) y la revista Telos, que ha sido renovada recientemente con contenidos y diseños muy actuales y con colaboraciones de altísimo nivel.

Silvia – Una de las ventajas que tenemos en este equipo es que Perruca nos deja escoger qué eventos queremos hacer, o cuando te lo encarga directamente es porque sabe que vas a ser la persona más adecuada para coordinarlo. Y eso se agradece muchísimo. En cualquier caso, siempre estamos al tanto de lo que hacen el resto por si hay que echar una mano. En Publicaciones y Programación somos 10 personas que nos reunimos una o dos veces por semana para realizar un estatus del equipo.

Elena – Y además tenemos una reunión semanal, la Odisea (en el Espacio), abierta a cualquier persona de la Fundación que quiera estar informado, donde repasamos la agenda de las semanas próximas. Sólo dura media hora y suele ser bastante animada.

 


- ¿Cómo planteáis la programación de cada año y qué factores tenéis en cuenta?

Elena – Seguimos unas líneas estratégicas vinculadas a la cultura digital, el humanismo, la ciencia y la tecnología; a partir de ahí identificamos temas y expertos con los que colaborar, todo esto sin perder de vista la actualidad. También establecemos alianzas con otras entidades en proyectos que nos ayudan a alcanzar nuestro objetivo de acercar a todo el público, de manera abierta y gratuita, las novedades en los campos mencionados para así convertirnos en un lugar de reflexión y aprendizaje.

Trabajamos con un mínimo de seis meses de antelación y lo primero que tenemos en cuenta son las citas recurrentes de la agenda cultural de la ciudad: Semana del Libro, Semana de la Ciencia, celebración del Orgullo LGTBI+, Semana de la Mujer, etc. También, cómo no, fechas importantes para nosotros, como el momento de publicación de los diferentes números de la revista Telos o el Informe sobre la Sociedad Digital. A partir de ahí vamos agendando los encuentros que realizamos.

 

 

 

“Seguimos unas líneas estratégicas vinculadas a la cultura digital, el humanismo, la ciencia y la tecnología”

 

 


- ¿De qué manera preparáis y producís cada evento cultural?

Silvia – Si es un evento diseñado por nuestro equipo, nos ponemos en marcha al menos un par de meses antes para buscar a los mejores especialistas la temática que queremos tratar; los contactamos, les contamos quiénes somos y qué necesitamos por su parte. Gestionamos sus viajes, hoteles, fees de participación y otros gastos en los que se pueda incurrir; para ello trabajamos con el equipo de jurídico, de administración, compliance, pool de secretarias… y así comprobamos que toda la parte burocrática y logística está ok.

Con el equipo de Producción analizamos el tipo de evento y las necesidades técnicas adicionales, y ellos se encargan de trasladar esas necesidades a los equipos que gestionan la realización audiovisual y el acceso del público, además del catering, fotógrafos, traductores, ampliación del aforo, etc.; El equipo de Comunicación nos ayuda a dar difusión del evento publicando en la web y en redes sociales, gestionan la convocatoria de prensa cuando es necesario… Como se puede ver, un solo evento, aún siendo de lo más sencillo, implica como mínimo a unas 15 personas.

En eventos en colaboración con otras instituciones suele ser más fácil porque ellos se ocupan muchas veces de la logística de los invitados y nosotras realizamos todo lo relacionado con la ejecución del evento, siempre en estrecha comunicación con la contraparte. No obstante, ahí también hay una importante carga burocrática que no se puede obviar.

Ahora tendrías que multiplicar este procedimiento por los 175 eventos propios que realizamos en 2019…. Como verás no tenemos tiempo de aburrirnos.

 

 

“un solo evento, aún siendo de lo más sencillo, implica como mínimo a unas 15 personas”

Silvia Royo. Gestora Cultural. Espacio Fundacion Telefonica. Foto: Berta Delgado

“no tenemos tiempo de aburrirnos”

 

 


- ¿Cómo es vuestro tiempo libre? 


Elena – ¡Escaso! Tenemos un horario muy loco porque hay días que salimos muy tarde, pero también es muy flexible y nos permite organizarnos bien ese poco tiempo libre que tenemos.

Silvia – Un inconveniente de este trabajo es que tienes poco tiempo para asistir a otras actividades, porque muchas coinciden con tus horarios laborales. Además, ser madre de dos niños pequeños añade un poco más de dificultad a esta ecuación del tiempo libre.

 

– Con la nueva situación de la pandemia del Covid19 ¿cómo estáis adaptando la programación del Espacio?

Elena – Como a todos, el confinamiento nos pilló desprevenidos y los primeros días, incluso semanas, estuvimos reflexionando sobre qué pasos deberíamos seguir en una situación de tanta incertidumbre en todos los sentidos. A nivel de Fundación las primeras acciones fueron encaminadas a ayudar aportando material sanitario. En el área de Cultura, supuso empezar de cero y poner el foco en un nuevo ciclo bajo el lema de Repensando el mañana. Cancelamos toda la programación del año sobre la que habíamos estado trabajando y empezamos a diseñar estos encuentros donde expertos internacionales de diferentes áreas daban su visión sobre el futuro que nos espera después de esta crisis. Pero además tuvimos que diseñar estos encuentros en virtual, lo que supuso hacer un intensivo en conectividad, herramientas de videoconferencia, realización audiovisual, subtitulado, emisiones y ¡hasta diseño de interiores!.

Silvia – Tiene razón; de hecho, hace un par de semanas bromeé diciendo que no recordaba el momento en que había pasado de trabajar en un centro cultural a una productora audiovisual. La crisis del Covid-19 nos ha permitido explorar opciones que nunca antes habíamos contemplado; por ello, cuando se vuelva a una situación más normalizada, no volveremos a hacer las cosas tal cual las hacíamos antes, sino que aprovecharemos todo estos conocimientos y nuevos procedimientos para integrarlos de forma habitual en nuestra programación para mejorar y ampliar nuestra oferta.

 

“Empezamos a diseñar estos encuentros donde expertos internacionales de diferentes áreas daban su visión sobre el futuro que nos espera después de esta crisis”

 

“aprovecharemos todo estos conocimientos y nuevos procedimientos para integrarlos de forma habitual en nuestra programación”

 

 

 

– ¿Cuáles creéis que son las claves para el éxito en todo estos años del Espacio Fundación Telefónica?

Elena – Trabajo, trabajo y trabajo de muchas personas. Desde administración a comunicación, jurídico, producción, el personal de sala,…, hay muchísima gente involucrada en cada uno de los proyectos y todo suma para llegar hasta donde estamos ahora.

Silvia – Junto con lo que ha dicho Elena (tenemos un EQUIPAZO de más de 30 personas que dirige Pablo Gonzalo), añadiría el ofrecer una agenda cultural de interés basada en la innovación tecnológica y las humanidades. La gente tiene muy claro qué tipo de actividades va a encontrar, y que serán en un tono muy cercano. Agradecen poder venir a encuentros con temáticas a priori complicadas (p.ej: una charla sobre computación cuántica) y que estén explicadas de una forma tremendamente divulgativa e impartidas por los líderes de investigación en ese campo. Hemos conseguido poner al alcance de cualquier persona a ponentes de prestigio internacional de forma totalmente gratuita.

Elena – Esto es importante. Los grandes ponentes que menciona Silvia vienen porque les ofrecemos un proyecto interesante y diferente a lo que hacen habitualmente. No tenemos presupuesto para pagar cachés desorbitados. A veces es un diálogo con otro invitado al que admiran, otras es por la participación de adolescentes en el evento lo que marca la diferencia; el caso es que siempre buscamos algo diferente que les resulte atractivo. Eso, y la profesionalidad de todo el equipo, hace que vengan, que repitan y que nos abran puertas para los siguientes invitados.

 

“la profesionalidad de todo el equipo, hace que (los ponentes) vengan, que repitan y que nos abran puertas para los siguientes invitados”

 

 

 

– ¿Qué es lo que más disfrutáis y lo que menos en vuestro trabajo?

Elena – Sin duda, lo que más disfrutamos es aprender de los mejores. Tocamos tantos temas, tan variados y tan interesantes que vivimos en un continuo máster en humanidades digitales. Y además de la mano de sus protagonistas. Cuando echamos la vista atrás y vemos con quién hemos tenido la suerte de compartir una tarde o incluso, un almuerzo, nos damos cuenta de lo afortunadas que somos. Lo peor es que para llegar a disfrutar de estos momentos hay mucha burocracia entre medias, muchos trámites necesarios que no son precisamente atractivos.

Silvia – Me pasa igual: es un privilegio oír hechos históricos de la mano de quienes lo vivieron; aprender de cuestiones que jamás habías oído hablar hasta ese día gracias a gente con gran talento y que te abren un mundo nuevo; trabajar en un edificio como este, con toda la belleza que aún guarda en su interior y todas las historias que tiene…. Somos muy conscientes de lo afortunadas que somos, más aún sabiendo cómo está el panorama de la gestión cultural en este país. Lo que peor llevo son los, escasos, momentos conflictivos con algún visitante descontento que se expresa de forma vehemente o con algún invitado que no quiere seguir los trámites legales; estos casos me los acabo tomando como algo personal, aunque sé que no lo es; el disgusto me suele durar días. También llevo regulín el que me toque presentar algún evento, pero estoy aprendiendo a gestionar esos nervios poco a poco.

 

 

Elena-Gonzalez-Silvia-Royo-Laurie-Anderson-Jane-Goodall-Espacio-Fundacion-Telefonica

 

– ¿De qué proyectos os sentís más orgullosas?

Elena – En 20 años han sido muchos proyectos y es difícil elegir. De mi época coordinando exposiciones, me quedo con Karelia, de Joan Fontcuberta y Casa de humo de Javier Vallhonrat. También tengo muchísimo cariño al concurso VIDA sobre arte y vida artificial, que pude compartir con Rafa Lozano-Hemmer y Daniel Canogar.
La creación de la Colección de Fotografía Contemporánea de Telefónica también lo viví muy de cerca y pude aprender muchísimo sobre el mercado del arte, las galerías y el coleccionismo.

De los últimos años, me quedo con los proyectos más vinculados a la tecnología y las nuevas formas de expresión que se derivan de ella. El ciclo sobre los youtubers, donde pusimos en valor a los creadores de contenido y descubrimos el talento que hay detrás de los millones de suscriptores que tienen. El Espacio XR, que durante más de cuatro años hemos puesto a disposición de todo el público la posibilidad de vivir la experiencia de la realidad virtual, aumentada y mixta, y que, además, nos permitió colaborar directamente con Laurie Anderson. La Instagramers Gallery, la única galería física con fotos de verdaderos artistas de esta red que está en constante crecimiento. Y por último, el mundo podcast: hemos abierto nuestro propio canal, Encuentros Fundación Telefónica, donde publicamos los encuentros que realizamos en el auditorio, para hacerlos más accesibles todavía. Pero también hemos producido programas exclusivos vinculados con exposiciones como Curiosidad radical. En la órbita de Buckminter Fuller que re-lanzaremos en septiembre. Y por supuesto, de los podcast que grabamos en directo en el Espacio, me quedo con Todopoderosos, con quien llevamos 50 programas en casi 5 años y es un lujo contar con ellos y poder alojarlos en la que ya es su casa cada mes.

 

 

Silvia – En el plano profesional fue la creación desde cero del programa educativo para la apertura del Espacio en 2012. Hasta entonces habíamos realizado visitas y talleres en base a nuestros conocimientos en humanidades, con la ayuda de empresas especializadas para algunos proyectos concretos. En 2009, viendo las dimensiones que tendría el nuevo centro, la responsable de cultura de aquel momento, Laura Fernández Orgaz, apostó por nosotras y propuso especializarnos como educadoras: nos ofreció una formación diseñada en exclusiva y a medida para el equipo, muy completa y diversa, conociendo a profesionales de muchos sectores; fueron 6 meses a jornada completa que nos dieron una panorámica amplísima sobre el sector educativo en museos.

Las obras del Espacio comenzaron a principios del 2011 y en ese momento empezamos a trabajar en la creación de un proyecto educativo sólido, aprovechando toda la formación previa recibida, pero también con nuestra experiencia de haber trabajado con público durante muchos años y con un conocimiento profundo del patrimonio de la compañía. Fue casi un año y medio de definir las bases teóricas, los medios que necesitaríamos, la forma de acercarnos a los distintos tipos de público, marcando también cuales serían nuestras líneas rojas. Éramos seis educadoras, de distintas procedencias, trabajando de forma muy intensa, pero lo recuerdo con mucha ilusión y cariño, y nos unió aún más que cuando estábamos de ayudantes de museo.

En lo personal, recuerdo la presentación de un libro: me dijeron que iba a llevar, durante dos días, la rueda de prensa y la presentación del último libro de mi autor favorito desde hacía unos 15 años, que es un rock star de la literatura internacional. Tú eres una profesional y te guardas toda tu mitomanía para dentro y no dejas que aparezca en ningún momento, pero por dentro estaba que no cabía de la emoción.

 

 

– ¿De qué manera os definiríais la una a la otra y cómo trabajáis conjuntamente?

Silvia – Lo primero que define a Elena es su generosidad, en todas las facetas de su vida. He visto cómo ha ayudado a todo tipo de personas, aunque no tenga ninguna relación directa con su trabajo. Tiene muchísima experiencia laboral y una asombrosa capacidad para convertir lo difícil en fácil, siempre con actitud positiva, lo que hace que en su faceta de supervisora sea inmejorable. Además, una de las cosas que más agradezco en mi trabajo con ella, al igual que con el resto del equipo (no quiero dejar de mencionar a mis otras compañeras de eventos: Sara, Laura y Belén), es que nos reímos muchísimo y eso en un trabajo, sobre todo cuando tienes que coordinar un evento complicado o una situación de mucho estrés, te da la vida. Somos muy afortunadas de tenerla en el equipo.

 

“Lo primero que define a Elena es su generosidad, en todas las facetas de su vida”

Elena Gonzalez. Gestora Cultural. Espacio Fundacion Telefonica. Foto: Berta Delgado

“tiene una asombrosa capacidad para convertir lo difícil en fácil, siempre con actitud positiva”

 

 

Elena – Silvia y yo empezamos a trabajar juntas hace unos pocos años, y eso que nos conocemos desde hace casi 20 y, ahora que no nos oye, es una gran profesional. He visto cómo ha ido creciendo profesionalmente, asumiendo cada vez más autonomía y responsabilidad. Exigente consigo misma y con todo lo que le rodea, busca siempre el mejor resultado y siempre con una actitud positiva y constructiva. Sin duda es alguien con quien se puede contar porque siempre da lo mejor de sí misma. Y encima es muy divertida. Trabajamos mucho, somos muy responsables, pero también nos reímos mucho juntas y eso es un lujo.

 

“Silvia es exigente consigo misma y con todo lo que le rodea, busca siempre el mejor resultado”

 

Silvia Royo. Gestora Cultural. Espacio Fundacion Telefonica. Foto: Berta Delgado

 

“Es alguien con quien se puede contar porque siempre da lo mejor de sí misma”

 

– ¿Qué consideráis que habéis aprendido en todo estos años?

Silvia – Son casi 20 años de aprendizajes continuos. De verdad que es un verdadero privilegio estar aquí. Al haber comenzado cuando la fundación era muy pequeña, he podido ir viendo cómo van creciendo de forma orgánica este tipo de instituciones. Conocer a profesionales de museos y de otro tipo de empresas de todas partes del mundo te ayuda también a ampliar tus miras. Por otra parte, hace unos 3 años dejé el equipo Educación y pasé a Programación de Contenidos, con lo que reinicié un nuevo periodo de aprendizaje. Por último el hecho de tener una agenda tan variada con ponentes tan buenos nos da unos conocimientos de lo más dispares que puedes aprovechar para otros proyectos o para tu vida personal.

Elena – Además de lo que comenta Silvia, a lo largo de estos años he aprendido que esto es una carrera de fondo, donde lo importante es ir construyendo poco a poco para poder llegar cada vez más alto. Aunque haya malos momentos, que los hay, todo se supera: la maternidad es un momento que pasa factura en la carrera profesional de muchas mujeres; supone un parón en un momento clave de tu desarrollo y es difícil recuperar tu espacio; a veces a los responsables se les olvidan tus capacidades y te toca demostrar nuevamente tu valía.

 

– ¿Qué consejo darías a una persona que empieza en la gestión y programación cultural?

Silvia – Que no se cierre a ninguna propuesta y que trate de participar en todos los proyectos que pueda, por muy diferentes que sean a lo que esperas dedicarte. Al igual que ocurre en otros muchos empleos, participar en proyectos diversos, con perfiles profesionales y públicos muy diferentes, permite abrir las miras sobre futuros proyectos, además de crear una interesante red de contactos. Creo que la especialización en este campo no se consigue por trabajar mucho sobre un tipo de proyecto en concreto, sino por todo lo contrario: por tener una amplia visión del mundo de la cultura y aprovechar esos escenarios tan diversos para encontrar la forma óptima de poder ejecutar el que tienes entre manos.

Elena – Paciencia y que esté muy despierto y atento a las novedades. Cada día nacen nuevos proyectos y nunca se sabe dónde puede surgir una oportunidad, pero de todos se puede aprender y conocer gente. También es importante una actitud abierta y tener capacidad de adaptación al cambio.

 

“la especialización en este campo no se consigue por trabajar mucho sobre un tipo de proyecto en concreto, sino por todo lo contrario: por tener una amplia visión del mundo de la cultura”

 

 

“nunca se sabe dónde puede surgir una oportunidad, pero de todos se puede aprender y conocer gente”

 

 

 

– ¿Qué proyectos os gustaría realizar en el futuro?

Silvia – Me encantaría poder implementar un sistema de evaluación de los eventos por parte del público y de los invitados. Por desgracia, tenemos poco feedback del público, ya que solo recibimos esa información cuando están o muy contentos o cuando no les ha gustado algo concreto. Me gustaría saber también la opinión de los que se van sin decir nada: que nos digan cómo podemos mejorar su experiencia. Realicé algunas búsquedas para saber cómo obtener ese feedback de la forma más cómoda para el público y provechosa para nosotras, pero es algo que tuve que parar por carga de trabajo y que en algún momento retomaré.

También me gustaría crear algún tipo de congreso de nuestro sector. He asistido a muchos cuando estaba en educación y se crean grandes redes de trabajo; sin embargo, conozco a pocos programadores de otros centros y estaría muy bien ponernos caras y crear proyectos en colaboración.

Elena – A mi me gustaría seguir apostando por el talento joven. Muchas veces se habla con resignación de las generaciones que vienen y no se puede generalizar. En todos los ámbitos hay gente muy joven (hablo siempre de menores de 30) con proyectos maravillosos y me encanta aprender de ellos, de su frescura, de su talento y de su manera de afrontar la vida.

 

 

– Un deseo que os gustaría se hiciera realidad

Silvia – ¡Quiero volver a achuchar pronto a todo el equipo! Con la situación del COVID-19, nos han dado facilidades para teletrabajar con flexibilidad, siempre que fuera posible. Con la futura vuelta al edificio nos han dividido en dos grupos a cada equipo, para limitar así un posible contagio; creo que es una decisión acertada para garantizar la salud de todos de la mejor forma posible, pero no deja de entristecerme no poder estar todos juntos hasta dentro de muchos meses.

Elena – Me uno al achuchón de Silvia, ¡qué ganas de reunirnos todos! Mi deseo es seguir trabajando con esta maravillosa panda de locos mucho tiempo.

 

 

“¡Quiero volver a achuchar pronto a todo el equipo! como pronto, hasta el 2021 no podremos volver a estar todo el equipo de programación y publicaciones juntos de nuevo, por no hablar del resto de compañeros”

 

“¡qué ganas de reunirnos todos! Mi deseo es seguir trabajando con esta maravillosa panda de locos mucho tiempo”

 

 

 

Más información

Elena GonzálezLinkedInTwitter @elenaescocia

Silvia RoyoLinkedInTwitter @syromon

Espacio Fundación Telefónica

 

 

 

 

YanMag

 

 

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Catregory

0 comments