Clara Merín – Comunicadora cultural

Clara Merin. Comunicadora Cultural. Foto: Berta Delgado. YanMag

 

“Comunicar algo que te emociona es un lujo”

 

 

Clara Merín es especialista en comunicación cultural. Periodista de formación, ha trabajado para destacadas instituciones culturales en España como Feria ARCO, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC),  La Casa Encendida o MediaLab Prado entre muchas otras.

Apasionada por su profesión, su cometido en estas instituciones ha sido traducir los lenguajes de creadores y creadoras a un código más cercano para acercar al público a la cultura.

Feminista comprometida, defiende la igualdad en el ámbito laboral y en el uso del lenguaje, y reclama también una mayor igualdad en la exhibición del trabajo de las creadoras en nuestras instituciones culturales.

Clara Merín nos descubre en esta entrevista a una profesional de la comunicación cercana, con una interesante visión y amplia experiencia.

 

 

 

– ¿Cuándo te empezaste a interesar por la comunicación y qué te llevó a estudiar Periodismo?

En realidad estudié periodismo porque tenía muchos intereses y ninguno muy definido, siempre he sido muy curiosa. Algo que tenía claro es que me interesaba mucho la creación en general, el cine, el teatro, el arte, la música, me siguen apasionando. Poder comunicar algo que te emociona, para mí es un lujo. Me muevo por motivación, si algo me interesa, le puedo dedicar miles de horas.

 

Clara Merin. Comunicacion Cultural

 

“Me muevo por motivación, si algo me interesa, le puedo dedicar miles de horas”

 

– Te has especializado en comunicación del sector cultural ¿comunicar sobre cultura es igual que comunicar sobre otros temas?

Para mí te tiene que interesar y apasionar la cultura para poder entender con profundidad el mensaje y luego comunicarlo con rigor, desde la sencillez. También se requiere, además de una formación en comunicación corporativa y digital, tener una cierta sensibilidad. El trabajo de una comunicadora cultural es el de traducir los lenguajes de lxs creadorxs, a veces un tanto crípticos (por ejemplo, ocurre mucho en el arte contemporáneo) a un código más llano, que pueda entender y asimilar el público general. La cultura es patrimonio de todxs, creo firmemente que cualquier persona puede disfrutar de una obra de arte contemporáneo o emocionarse con una ópera, si alguien se lo explica bien. No hay más que ver a lxs niñxs cuando entran en un museo sin ningún prejuicio, captan mucha más información que nosotrxs, que como adultxs se nos escapan. Me interesa cualquier expresión artística, me da mucha rabia esa concepción elitista de la cultura en la que solo unxs privilegiadxs pueden entenderla/disfrutarla.

 

“El trabajo de una comunicadora cultural es el de traducir los lenguajes de lxs creadorxs a un código más llano”

Clara Merin. Comunicadora Cultural. Foto: Berta Delgado. YanMag

“Me da mucha rabia esa concepción elitista de la cultura”

 

– Has trabajado para grandes instituciones como la Feria ARCO, la Semana Internacional de la Moda de Madrid o Feria Internacional de Turismo, FITUR ¿cómo han sido para ti estas experiencias?

En ARCO tuve una de las mejoras jefas y profesionales de la comunicación que recuerdo: Marta Cacho. Aprendí muchísimo del trabajo de gabinete de prensa que es al que me he dedicado casi toda mi vida profesional: redactar notas de prensa, gestionar la información, atender a medios y periodistas, organizar ruedas de prensa, gestionar webs corporativas, etc. Cuando se acercaba la feria, trabajábamos doce horas al día, pero fui muy feliz allí en contacto con galerías de arte de todo el mundo y aprendí muchísimo.

 

 

– Has sido directora del área de comunicación y marketing del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, MUSAC ¿cómo desarrollaste la estrategia de comunicación para este museo?

Trabajar en el MUSAC fue una de las experiencias profesionales más gratificantes que he tenido. Cuando llegamos a León, la mayoría éramos becarixs, con muchas ganas de trabajar, pero sin departamentos ni equipos. Trabajé muchísimo en la campaña de inauguración, que fue nacional e internacional, por entonces no existían las redes sociales y todo el trabajo de difusión se hizo en prensa generalista y especializada. Conseguimos que hablasen de nosotros en todos los medios culturales nacionales y también en las revistas de arte internacionales más relevantes. La campaña fue muy ambiciosa y los medios nos ayudaron mucho a pesar de que el MUSAC era una apuesta insólita por el arte contemporáneo en una región que apenas tenía tradición. El edificio tan espectacular de Tuñón y Mansilla fue un regalo para comunicar el proyecto. La fachada colorida salió hasta en The New York Times.

 

Clara Merin. Comunicadora Cultural. Foto: Berta Delgado. YanMag

“Conseguimos que hablasen del MUSAC en todos los medios culturales nacionales y también en las revistas de arte internacionales más relevantes”

 

 

– ¿Qué diferencias encuentras a la hora de comunicar en cada Red Social?

Ahora mismo la red social que más me interesa es Instagram, aún tiene cierta vida. Facebook no le ha retirado aún todo el alcance orgánico y se puede empezar a crear un perfil de cero y conseguir seguidores sin hacer campañas de marketing, cosa que en Facebook es imposible hace ya tiempo. Las stories permiten trasmitir una espontaneidad del día a día que se adapta muy bien a los proyectos culturales. Facebook supone un modelo de red social que se está agotando en cierto modo, su comunidad cada vez envejece más y cada vez que hay un cambio en el algoritmo, es para reducir el alcance de los contenidos que compartimos. No hay que olvidar que son multinacionales que viven de la publicidad (y de nuestros datos). Twitter creo que es la red que ha evolucionado menos, aunque sigue teniendo mucha fuerza en el sector de los medios de comunicación, y entre periodistas como canal de actualidad en tiempo real. Aún así, es una red muy nicho, en la que no está todo el mundo, como en Facebook.

 

“la red social que más me interesa es Instagram, aún tiene cierta vida”

 

“Facebook supone un modelo de red social que se está agotando en cierto modo”

 

 

 

– Posteriormente trabajaste para La Casa Encendida, también en Comunicación y Marketing, ¿qué nuevos retos encontraste en este centro de arte?

El reto fue pasar de una capital de provincia como León en la que todos los medios acudían a nuestras convocatorias de prensa, a la capital del país, donde competíamos con otros cientos de proyectos culturales cada día. Lo mejor que me llevo de esa etapa son lxs artistas, creadorxs, músicxs y comisarixs con los que tenía que trabajar para difundir la información, desde Patti Smith a Estrella de Diego o Daniel Johnston.

 

 

– ¿Cuáles son las principales dificultades a las que te has enfrentado profesionalmente?

En cultura siempre ha habido y hay mucha precariedad, los sueldos suelen ser bajos, los contratos temporales y los horarios prolongados. Quizás y por este motivo también, la mayoría de gestoras culturales somos mujeres, pero paradójicamente, el poder y los puestos directivos siguen estando en manos de hombres, no hay más que mirar en cualquier ciudad/institución quién toma las decisiones. Al poco de ser madre por segunda vez, me despidieron de mi trabajo por tener una reducción de jornada para cuidar de mis hijas. A continuación contrataron a un hombre. Consideraron que él nunca trabajaría menos horas, ni reduciría su salario para cuidar de sus hijos.

 

Clara-Merin-Comunicadora-Cultural-Periodista-YanMag

“La mayoría de gestoras culturales somos mujeres, pero paradójicamente, el poder y los puestos directivos siguen estando en manos de hombres”

 

 

– Realizaste la dirección de la campaña de comunicación nacional, gestión de redes sociales, página web, y búsqueda de patrocinios del Festival Miradas de Mujeres ¿cómo planteaste la comunicación de este evento?

Fue una campaña muy complicada, teníamos muy pocos recursos y el Festival era aún muy poco conocido, además de que empezaban a tener cada vez más peso las redes sociales y gestionarlas de modo profesional requirió de estrategia y mucho esfuerzo. El Festival busca visibilizar el trabajo de las mujeres artistas, siempre infrarrepresentadas en ferias, museos y colecciones de arte nacionales (el Museo del Prado sólo exhibe seis cuadros de mujeres artistas en sus salas y acaba de inaugurar su segunda exposición de dos mujeres artistas en sus 200 años de historia). Hay otra historia del arte en femenino que nunca nos han contado, una muestra es el maravilloso proyecto Tal día como Hoy de Diana Larrea o @WomanArtHouse, que visibiliza a mujeres artistas en redes sociales, o el Blog de Concha Mayordomo. Conocer a otras creadoras sería tan simple como exigir que se cumpla la ley de igualdad de 2007, que obliga a las instituciones públicas a adoptar medidas de acción positiva para la igualdad de hombres y mujeres.

 

“Hay otra historia del arte en femenino que nunca nos han contado”

Clara-Merin-Comunicadora-Cultural-ARCO-MUSAC-MediaLab-Prado-YanMag

“Conocer a otras creadoras sería tan simple como exigir que se cumpla la ley de igualdad de 2007”

 

 

– Recientemente has trabajado en comunicación y marketing de MediaLab Prado ¿qué particularidades tiene la comunicación de un centro como éste?

Es una de las instituciones culturales más interesantes de Madrid y sin embargo, su labor es muy poco conocida. Coordinar la comunicación de este espacio fue un auténtico reto. MediaLab es un espacio público en el que los usuarixs trabajan mediante talleres y convocatorias abiertas en cuestiones que les interesan como ciudadanxs: desde el medio ambiente a la movilidad, la participación ciudadana o los espacios para la infancia en las ciudades. Ha sido una etapa de mucho trabajo en la que he conocido a un equipo maravilloso que cree en un modelo de institución que creo es el futuro: aquel en el que la programación surge desde los intereses de sus usuarixs, que son los que trabajan en los proyectos, los desarrollan y los devuelven a la sociedad en forma de prototipo. Es un modelo de institución cultural abierta que triunfa en Europa y EEUU, también entre los museos, abiertos a sus comunidades.

 

 

 

– Has sido consultora y formadora en comunicación y marketing digital, redes sociales y blogs para organizaciones culturales y para la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) ¿cómo te sientes como formadora y qué relación tienes con los alumnos?

Me gusta mucho la docencia porque te obliga a seguir formándote y actualizar constantemente lo que sabes. No obstante, la vida de un autónomo en este país es dura: tienes que pagar muchos impuestos, tengas ingresos o no y hay que trabajar muchas horas para ganar poco, sobre todo en cultura, donde la precariedad es intrínseca, se da por sentado que como te gusta tu trabajo, vas a ser mileurista toda tu vida. La gran ventaja de la profesional autónoma es la conciliación, que sigue siendo complicadísima en el trabajo por cuenta ajena.
En cuanto a la comunicación digital, veo que las instituciones culturales todavía no la consideran como algo relevante en sus estrategias de comunicación. A menudo se externaliza la gestión de las redes sociales y cosas tan básicas como las analíticas de la web o las redes, ni siquiera se llevan a cabo en muchas instituciones culturales. Es un gran error estratégico porque lo digital cada vez es más importante en todos los ámbitos de nuestra vida, también en nuestra manera de consumir la cultura, pero se sigue trabajando con las plataformas digitales como si fueran un mero escaparate y no como los canales de interacción o incluso cocreación que son. Para empezar a pensar en digital, las estrategias de comunicación tienen que enfocarse en lxs usuarixs, y no sólo en la institución.

 

 

“lo digital cada vez es más importante en todos los ámbitos de nuestra vida, también en nuestra manera de consumir la cultura”

Clara-Merin-Comunicadora-Cultural-especialista-YanMag

“se sigue trabajando con las plataformas digitales como si fueran un mero escaparate y no como los canales de interacción o incluso cocreación que son”

 

 

– ¿Qué proyectos te gustaría desarrollar en el futuro?

Estoy creando un blog muy personal, relacionado con la maternidad desde una mirada feminista, un proyecto digital que me ilusiona mucho. Sigo colaborando con la Universidad Oberta en un Posgrado llamado Estrategia Digital para Organizaciones Culturales y me encuentro buscando empleo como profesional de la comunicación, por cuenta ajena.

 

 

– Un deseo que te gustaría se hiciera realidad

Una sociedad que proteja la cultura como patrimonio que es de toda la ciudadanía. Creo en una cultura al alcance de todxs, adultxs y niñxs, gracias también a la difusión y comunicación que hacemos lxs gestores culturales. Ojalá más presupuestos para la cultura y más creadoras mostrando sus proyectos en nuestras instituciones culturales, públicas y privadas. Hay talento de sobra.

 

 

“Ojalá más presupuestos para la cultura y más creadoras mostrando sus proyectos en nuestras instituciones culturales, públicas y privadas”

Clara Merin. Comunicadora Cultural. Foto: Berta Delgado. YanMag

 

 “Hay talento de sobra”

 

 

Más información

Ende Comunicación

Clara Merín en LinkedIn

Twitter @Clara_Merin

Contacto: clara (at) endecomunicacion.com

 

 

 

Save

Save

Save

0 comments