Marta Salvador Tato – Distribution with Glasses – Distribución Cinematográfica en Festivales

 

Marta Salvador Tato. Distribution with Glasses. Distribucion cinematografica. Foto: Berta Delgado. YANMAG

 

«Una distribuidora debe elegir qué mensajes apoya»

 

Marta Salvador Tato es especialista en distribución cinematográfica y fundadora de Distribution with Glasses, marca con la que lleva más de un año dando a conocer cortos, largos y documentales nacionales e internacionales en distintos festivales de todo el mundo.

Posee una sólida formación y experiencia que abarcan diferentes ámbitos de la gestión cultural que le han permitido adaptarse a cada sector. En su día a día realiza un minucioso trabajo de comisariado, analizando las posibilidades de cada obra cinematográfica y estableciendo rutas para darlo a conocer en los festivales a los que mejor se adaptan.

Sus principales objetivos son buscar un trato cercano con directores/as y productores y presentar un catálogo que se ajuste a los valores de la marca: la defensa del medio ambiente, los derechos humanos y el feminismo. Y con esta apuesta personal por difundir trabajos éticos, está consiguiendo que varias de las obras de su catálogo estén en la carrera a los premios Goya y a los Óscar.

Por este sorprendente recorrido, ella es el  III Premio Impulso a la Trayectoria Profesional YANMAG  y lo celebramos con esta entrevista en profundidad para conocer su trabajo.

 

– Eres Licenciada en Historia del Arte y en Historia y Ciencias de la Música, además de Máster de Enseñanza de Español. ¿Cómo te decidiste por estos estudios?

Desde siempre me apasiona la Historia del Arte y tuve la suerte de que (casi) nadie me dijo eso de «no lo estudies, no tiene salidas», así que la decisión fue sencilla y disfruté muchísimo la carrera. La doble licenciatura de Hª y Ciencias de la Música vino después, porque he estudiado música desde pequeña y tenía ganas de profundizar por ahí. Pude compaginar esta segunda carrera con un trabajo de profesora de arte y español para un programa de intercambio de la Universidad de Salamanca con la universidad de Wake Forest, de Carolina del Norte. Precisamente este trabajo fue lo que me motivó a estudiar el Máster de Enseñanza de Español como Lengua Extranjera, también en la USAL, que me vino genial para el trabajo que estaba desempeñando en ese momento. La formación en sí es un poco ecléctica y en ese momento no estaba pensando en ninguna trayectoria concreta, sino más bien en estudiar cosas que me gustaban, pero no me arrepiento de ninguna de las decisiones.

 

– Te trasladaste de Salamanca a Madrid ¿cómo fue para ti este cambio?

Estuve unos años trabajando para la Wake Forest University (a la que estoy tremendamente agradecida por haber confiado en mí nada más licenciarme y gracias a la que aprendí muchísimo), pero me di cuenta de que aquel trabajo no era exactamente lo que quería hacer. Supe que necesitaba más formación específica en gestión cultural, así que me mudé a Madrid para estudiar el Máster en Gestión Cultural de la UC3M. Dejar un trabajo que ya era estable siempre es una decisión difícil, pero la tomé convencida y el cambio estuvo lleno de ilusión: tenía muchas ganas de hacer el máster y de vivir en Madrid, que es uno de los centros culturales más potentes de España. Pensé que sería más fácil encontrar un espacio que me apasionara aquí y además me encanta la ciudad.

 

 

Marta Salvador Tato. Distribution with Glasses. Distribucion cinematografica. Foto: Berta Delgado. YANMAG

«Dejar un trabajo que ya era estable siempre es una decisión difícil, pero la tomé convencida y el cambio estuvo lleno de ilusión»

 

 

– Has trabajado en diferentes áreas de la organización, comunicación y gestión cultural, desde artes escénicas, arte contemporáneo a festivales de literatura y cine ¿qué te han enseñado estas experiencias y cómo aplicas lo aprendido en tu día a día?

Yo diría que lo mejor de todas esas experiencias ha sido el trabajo en equipo del día a día, ese salto de la teoría a la práctica que hace que las cosas realmente funcionen. La experiencia más allá del papel es lo que te prepara para afrontar imprevistos y ser resolutiva cuando es necesario. Y, por supuesto, el haber estado con gente que lleva años trabajando por y para la cultura es un aprendizaje constante. Hay tanta gente incansable que lleva años en esto que me ha enseñado mucho… la lista de agradecimientos se me haría interminable.

 

 

«La experiencia más allá del papel es lo que te prepara para afrontar imprevistos y ser resolutiva cuando es necesario»

 

 

– ¿Cuándo comenzó tu interés en la distribución de cine y cómo empezaste a trabajar en el sector?

Esta es una pregunta graciosa, porque hasta hace unos años yo ni siquiera sabía qué era la distribución cinematográfica y, claro, no entraba en mis planes dedicarme a ella. Es divertido, porque la mitad de mis familiares y amistades no saben explicar exactamente a qué me dedico (risas), es algo muy desconocido. Mientras hacía al Máster de Gestión Cultural en Madrid, estuve haciendo prácticas en la Academia de Cine. Las solicité sin mucha esperanza en que me las dieran, dando por sentado que les interesaría más alguien licenciado en Comunicación Audiovisual. Resulta que me equivoqué y, como fue en el Departamento de Actividades Culturales, mi formación les cuadró para el perfil que buscaban. Ahí aprendí muchísimo no solo sobre cine, sino sobre gestión de copias, comunicación, procesos oficiales relacionados con diferentes campos de la cinematografía, festivales… Para mí, el paso por la Academia de Cine fue una apertura de mente y entender que en el cine no solo trabajan cineastas, productoras, intérpretes, etc., sino que existe todo un tejido de profesionales necesarios para que las cosas funcionen y que quizá yo podía encajar ahí. A los pocos meses de terminar mis prácticas y después de haber colaborado con un par de festivales de cine para entender mejor cómo funcionaban desde dentro, se publicó una vacante en una distribuidora de cine en festivales y, de nuevo sin mucha esperanza, presenté mi candidatura. En aquel momento, yo tampoco entendía muy bien a qué estaba postulando y tuve que aprender sobre la marcha (que al final es como mejor se aprenden las cosas). De nuevo, tuve suerte y me aceptaron, y ahí fue cuando aprendí que existían compañías dedicadas únicamente a la distribución de cine en festivales y lo importante que era este circuito para el sector.

 

«Para mí, el paso por la Academia de Cine fue una apertura de mente»

 

 

– ¿Por qué decidiste fundar Distribution with Glasses y que está suponiendo para ti?

Hay varias distribuidoras de cine en festivales en España y la decisión de crear una nueva, yo sola y en un mundo con nombres muy consolidados, daba un poco de vértigo. Sin embargo, llevaba años hablando con directoras y directores de sus inquietudes y me di cuenta de que muchas personas demandaban un trato más cercano por parte de la figura de la distribuidora. Yo soy intermediaria entre las películas y los festivales, pero detrás de las películas hay personas que quieren entender qué estás haciendo con sus obras y por qué. Algunas agencias similares trabajan con catálogos muy difíciles de asumir (por la cantidad de obras y lo reducido de los equipos) y de forma automática, y al final la desconexión con el creador es inevitable, porque el tiempo no te da para todo. Yo tenía ganas de trabajar a pequeña escala y de conocer realmente a las personas con las que trabajo, de poder guiarlas si lo necesitan y explicarles mis decisiones como distribuidora. Es algo así como unirme al equipo de cada película, más que ser una profesional externa y alejada de él. Esto a veces funciona mejor y a veces peor, claro (hay gente que prefiere dejarte el trabajo y desentenderse, y ahí hay menos trato), pero en general mi experiencia está siendo fantástica.

Además de la cercanía con los equipos, se me hacía necesario tener control sobre las películas que distribuyo, porque no todas las producciones me resultan interesantes. Creo firmemente que una distribuidora debe elegir qué mensajes apoya y ayuda a difundir, así que en el catálogo hay trabajo de curaduría para crear algo coherente que se identifique con ciertos valores.

 

«tenía ganas de trabajar a pequeña escala y de conocer realmente a las personas con las que trabajo, de poder guiarlas si lo necesitan y explicarles mis decisiones como distribuidora»

 

Marta Salvador Tato. Distribution with Glasses. Distribucion cinematografica en Festivales. Foto: Berta Delgado. YANMAG

«Creo firmemente que una distribuidora debe elegir qué mensajes apoya y ayuda a difundir»

 

 

– ¿Quiénes son tus clientes y cómo trabajas con ellos?

Mis clientes son los/as directores/as o productores/as de las películas, que me contratan para valorar qué recorrido puede tener su obra y encargarme de los envíos y su representación en festivales. Como te comentaba antes, lo que más valoro es la cercanía con ellos, así que intento que hablemos bastante (suele ser por correo electrónico, por estos ritmos locos que llevamos todos) y que, cada cierto tiempo, podamos evaluar juntos cómo va el trabajo. Siempre comparto mi trabajo con ellos en tiempo real para que vayan viendo los progresos, así que les insisto mucho en que me pregunten si tienen dudas, para que el contacto no se pierda. Con algunas personas el trato y la relación son más constantes que con otras, pero no hay director/a en el catálogo al que no conozca de forma más o menos cercana y eso es realmente lo que buscaba con la distribuidora. No me interesa ser una máquina ni trabajar con gente a la que no puedo poner cara.

 

«Siempre comparto mi trabajo con ellos en tiempo real para que vayan viendo los progresos»

 

Marta Salvador Tato. Distribution with Glasses. Distribucion cinematografica. Foto: Berta Delgado. YANMAG

«no hay director/a en el catálogo al que no conozca de forma más o menos cercana»

 

 

Por definir un poco mejor lo que hago, mi trabajo es evaluar qué tipo de recorrido puede tener una película en festivales y, escuchando también las expectativas e intenciones de directores y productores, diseñar la estrategia en festivales. No todas las películas son iguales ni tampoco todas persiguen lo mismo: hay producciones que nacen con el objetivo de ganar un gran premio (un Goya, por ejemplo) y otras que solo quieren conocer el circuito de festivales y servir como carta de presentación para futuros proyectos de un/a cineasta. Primero veo la obra, luego escucho a los equipos y, a partir de ahí, toca ponerse a trabajar y diseñar el mejor camino en festivales. Una vez este camino está creado, hay que evaluarlo periódicamente y reconducirlo si no funciona, siempre de la mano de su director/a.

 

– ¿Cuál es tu criterio a la hora de elegir trabajos cinematográficos para distribuir?

Como decía, para mí es importante qué mensajes se apoyan desde una distribuidora. A veces llegan cosas que técnicamente son fantásticas y de pronto tienen tono homófobo, racista, machista… Es increíble cuántos trabajos se producen todavía en los que «se cuelan» cosas así. En esos casos, sabes que probablemente la película (sea corta o larga) tendrá cierto éxito en festivales, pero tomas la decisión de que no sea contigo. Establecer estos filtros permite construir un catálogo del que me siento realmente orgullosa y que puedo defender sin «peros», y para mí es crucial a la hora de trabajar. Si tu distribuidora no confía en ti honestamente, ¿quién va a hacerlo?

Además de estos filtros, también hay que recordar que este proyecto es joven y que tiene una filosofía «más pequeña», así que muchas veces hay que dejar fuera trabajos por otras razones. En ocasiones llegan algunos que me encantan, pero a los que no veo mucho futuro en festivales (no porque sean malos, sino porque este circuito tiene sus propias normas), y en ese caso prefiero ser honesta y no cobrar dinero por un trabajo que no creo que vaya a rentabilizar su inversión la distribuidora.

 

Distribution with Glasses

 

«Establecer estos filtros permite construir un catálogo del que me siento realmente orgullosa y que puedo defender sin «peros», y para mí es crucial a la hora de trabajar»

 

Distribution with Glasses

Distribution with Glasses
Página web de Distribution with Glasses

 

 

– ¿Cómo es tu relación con los festivales de cine nacionales e internacionales?

Intento que sea buena y cercana, aunque hay que recordar que hay miles y miles de festivales en el mundo y que no hay una respuesta única para todos ellos. Cuando llevas años en contacto con las competiciones, al final se establecen relaciones de complicidad y a veces escribes a los programadores como a viejos conocidos; en otros casos, los equipos son más cambiantes y les suena el nombre de Distribution with Glasses porque ya ha estado presente en su festival en el pasado, pero conoces a gente nueva de un año para otro. Siempre que se puede está bien viajar para conocer los festivales de primera mano: los equipos, el ambiente, los eventos… No siempre es posible, claro, y en el caso internacional es aún más difícil por lejanía geográfica (¡y que no da el tiempo para todo!). A nivel internacional tengo buena relación con muchos de ellos y a nivel nacional tengo la suerte de poder decir que muchos organizadores de festivales se han convertido en compañeros cercanos. Algunos de ellos han apoyado y ayudado a mi marca desde sus inicios y eso es algo que les agradeceré siempre.

 

– ¿Cuál ha sido tu mayor caso de éxito hasta el momento?

¡Esa sí que es una pregunta difícil! Este proyecto solo lleva año y medio en activo, pero tengo la suerte de poder dar muchos casos de éxito. Por no tener que elegir e ir a la raíz, te podría hablar de Un día en el parque, el primer cortometraje que me puse a distribuir de forma independiente, un corto de estudiante y sin presupuesto. Yo quería apostar por él desde mi anterior puesto de trabajo y en la empresa en la que estaba no me lo permitieron, así que decidí distribuirlo por mi cuenta con su director, Diego Porral, que es un verdadero genio de la animación. Ahí es cuando comenzó este proyecto, en realidad. Meses después, el corto estaba nominado al Goya y a día de hoy, más de tres años después de su estreno, sigue dándonos alegrías y recibiendo premios y selecciones en festivales de todo el mundo, es una pasada. Ha pasado por más de 300 festivales y viajado por todas partes, e incluso forma parte de programas educativos y materiales de enseñanza de español para extranjeros.

Además, ahora mismo tenemos cortos en la carrera de los Goya, uno en la carrera de los Óscar, películas (cortas y largas) seleccionadas y premiadas en los principales festivales del mundo, largometrajes con estreno en sala próximo… Son logros increíbles, y más aún para una distribuidora de reciente fundación. ¡Es un catálogo estupendo, de verdad! Estoy muy orgullosa.

Siempre hay que señalar que todo esto lo consiguen las películas por su calidad, y el mérito viene de los creadores y creadoras, porque hay muchas mentes increíbles trabajando en cine. Lo que hacemos desde las distribuidoras es acompañar y facilitar ese recorrido que se ganan por derecho propio, y personalmente estoy muy agradecida a Diego y a todas las personas que han confiado sus obras a esta distribuidora. Es un proyecto joven y podrían haberse decantado por otros nombres con más trayectoria, pero decidieron apostar por esto y con su generosidad me han ayudado a crecer.

 

«el mérito viene de los creadores y creadoras, porque hay muchas mentes increíbles trabajando en cine»

 

Marta Salvador Tato. Distribution with Glasses. Distribucion cinematografica en Festivales. Foto: Berta Delgado. YANMAG

«Lo que hacemos desde las distribuidoras es acompañar y facilitar ese recorrido que se ganan por derecho propio»

 

 

– ¿Cómo ves el sector cinematográfico en España? ¿es más fácil distribuir cortos, largos o documentales nacional e internacionalmente?

Es importante señalar que, cuando hablamos de este tipo de cosas, nos referimos sobre todo a la distribución comercial relativa a las ventas: salas de cine, plataformas VOD, etc. Yo no toco ese tema, así que desconozco cómo es exactamente ese mercado. En el circuito de los festivales no hay mucha diferencia entre trabajar nacional o internacionalmente, ya que la mayoría de certámenes funcionan de un modo similar (cada uno con sus particularidades) y no tenemos problemas añadidos como la venta de derechos con los que sí tiene que lidiar esa otra rama de la distribución.

 

– Recientemente has sido jurado en el Festival ESNE Feelmotion ¿qué tienes en cuenta a la hora de valorar cada película?

En Feelmotion llevo unos años siendo jurado y este ha sido el primer año en el que, además, Distribution with Glasses ha sido patrocinadora oficial, para dar apoyo en distribución a cortometrajes realizados por estudiantes. Es un festival al que tengo muchísimo cariño y, además, el certamen en el que conocí a mi primer corto distribuido, Un día en el parque, así que para mí es un placer que cuenten conmigo. En este caso se premia el talento joven, es una cantera estupenda para ver qué hacen las nuevas generaciones de creadores/as, así que se valora mucho el ingenio y las nuevas miradas. Es un festival que conecta mucho con la filosofía que tiene este proyecto de búsqueda y apoyo a los nuevos talentos. Quien desprecia la etiqueta de «trabajo de estudiante» en cine no sabe lo que se está perdiendo, hay obras que no tienen nada que envidiar a las de profesionales con más trayectoria.

 

 

«Quien desprecia la etiqueta de «trabajo de estudiante» en cine no sabe lo que se está perdiendo, hay obras que no tienen nada que envidiar a las de profesionales con más trayectoria»

 

 

Unas semanas antes fui jurado del Festival Internacional de Cine Luz del Desierto, en Argentina, y también fue una experiencia estupenda. En esta ocasión, el jurado era más reducido y tuvimos una tarde entera de videollamada internacional hablando sobre las obras que teníamos que valorar y otorgar los premios. Como es habitual, además de la calidad técnica y artística de las películas se suele hacer mucho hincapié en qué cosas nuevas aporta cada una y el impacto que provoca.

 

– Has sido profesora invitada en el curso de Gestión de proyectos culturales en la Universidad Complutense de Madrid ¿cómo fue tu relación con los alumnos y qué trataste de inculcarles?

La verdad es que mi principal labor en ese tipo de sesiones es explicar qué es la distribución en festivales, cuáles son las dinámicas de trabajo y por qué es importante. Como te decía antes, ¡nuestro trabajo es muy desconocido! Parece que en el ámbito del cine conocemos mucho algunos puestos de trabajo (dirección, guion, producción, interpretación, etc.), pero cuando las películas están terminadas hay mucha gente trabajando para que se vean: distribuidoras en festivales, distribuidoras en salas, agencias de ventas, prensa,… son menos visibles, pero están ahí y hacen mucha falta. La mayoría del alumnado se acerca a mí después de las sesiones y me dice «no tenía ni idea de que esto existía», que es exactamente lo que habría dicho yo hace unos años. Con que sepan que estamos ahí, me doy por satisfecha, para empezar.

Como las sesiones a las que me invitan suelen ser jornadas informativas, siempre intento que sean informales y que puedan preguntar lo que quieran en todo momento. Aquí a veces pasan cosas muy locas; una vez me preguntaron cuántas pelis de Nolan había distribuido y me dio la risa…

 

– ¿Qué consejo darías a los recién llegados al mundo profesional de la gestión cultural?

Qué difícil es dar consejos en un sector tan complicado como es el de la cultura… Creo que les diría que investiguen a fondo los campos que les gustan y encuentren su hueco y dónde poner un granito de arena. Hay muchos trabajos que no conocemos por ser menos mediáticos, como es el mío, pero eso no hace que sean menos necesarios. Y también que se animen a sacar proyectos adelante por su cuenta y a enfrentarse a la posibilidad del fracaso. Suena a consejo motivacional barato, pero es lo que me ha pasado a mí: yo no soy emprendedora por vocación, en su momento estuve buscando huecos en otros sitios ya existentes para trabajar como yo quería. Como no existían (o existían, pero no tenían espacio para mí), me creé el mío propio y trabajo desde él. Da miedo y es cansado, y por supuesto que hay mucho que depende de la suerte y de la situación (nunca diré eso de «si puedes soñarlo, puedes hacerlo», porque por desgracia no siempre funciona así), pero hay que partir del «al menos, lo intenté». Yo estoy en ello y no siempre es fácil, pero no me arrepiento.

 

– ¿Cómo te gustaría ver Distribution with Glasses en el futuro y qué proyectos te gustaría llevar a cabo?

A medio plazo, me encantaría ampliar el equipo de la distribuidora. Siempre se trabaja mejor en equipo y, una vez que el proyecto esté más consolidado (parece que va por buen camino), lo ideal sería poder contar con más gente de forma estable. Ahora hay mucha gente que me ayuda en múltiples tareas, pero será genial dar el paso de poder crecer un poquito, en cuanto sea posible.

Aparte de esto y de acceder a ayudas que nos ayuden a mejorar tecnológicamente de modo interno, la verdad es que mi mayor aspiración es que todo se mantenga como está: contando con la confianza de personas a las que valoro mucho a nivel profesional, creativo y humano, y trabajando en lo que nos apasiona.

 

Marta Salvador Tato. Distribution with Glasses. Distribucion cinematografica. Foto: Berta Delgado. YANMAG

 

«mi mayor aspiración es que todo se mantenga como está: contando con la confianza de personas a las que valoro mucho a nivel profesional, creativo y humano»

 

– Eres III Premio Impulso a la Trayectoria Profesional YANMAG ¿cómo te sientes con este reconocimiento?

No sabría por dónde empezar, porque se me hace raro haber ganado este premio, ¡hay tanta gente trabajando de un modo increíble en tantas cosas! Solo puedo dar las gracias a YANMAG por haberse fijado en lo que estoy haciendo y decidir que era digno de este reconocimiento. Me hace muchísima ilusión, podría dedicarme a decir solo GRACIAS diez minutos seguidos. El último año y medio ha tenido momentos difíciles (sé que todos los hemos tenido, y más en este 2020 de locos que llevamos), así que para qué vamos a mentir: que te den un premio por eso a lo que tanto tiempo y esfuerzo estás dedicando da mucho gustito. ¿He dicho ya gracias? ¡Gracias!

 

– ¿Cómo es tu tiempo libre?

Desde que soy autónoma tengo menos del que me gustaría, pero tengo la suerte de trabajar en algo que me permite asomarme a una de mis principales aficiones y decir que estoy trabajando, como es el cine. Además, tengo en el cajón proyectos de festivales, de divulgación sobre distribución, de cortometrajes en colaboración con otra gente… Poco a poco me marco ratos en mi tiempo libre para desempolvar esas ideas y ver cómo y cuándo podrían hacerse realidad. También tengo algo abandonada la música, así que entra dentro de mis planes retomar el violín y el piano, que hace años tocaba de forma más intensa. Obviamente, por esta maldita pandemia tampoco puede haber ratos con amigos, que es lo que más estoy echando de menos estos meses.

Aparte de esto, de lo que más disfruto es de la lectura y de los viajes, cuando se puede. ¡Ah! Y de dos gatos preciosos con los que vivo y con los que me encanta hacer la croqueta por el suelo.

 

– Un deseo que te gustaría se hiciera realidad

En 2020 parece inevitable desear, antes que ninguna otra cosa, que esta situación pase y que podamos volver a la normalidad cuanto antes. Conectado con esto, me encantaría que se diera a la cultura (en todas sus formas) el reconocimiento y la protección que merece. Sé que es tirar de tópico, pero si algo nos ha demostrado este año es que todos necesitamos la cultura y que esta nos acompaña siempre, así que ojalá hubiera un reflejo real de esto en el apoyo y reconocimiento que recibe. ¡Y que Distribution with Glasses siga formando parte de ese universo, desde el pequeño rinconcito que le hemos creado!

 

«si algo nos ha demostrado este año es que todos necesitamos la cultura y que esta nos acompaña siempre»

 

Marta Salvador Tato. Distribution with Glasses. Distribucion cinematografica. Foto: Berta Delgado. YANMAG

«me encantaría que se diera a la cultura (en todas sus formas) el reconocimiento y la protección que merece»

 

 

Más información

 

Distribution with GlassesFacebookInstagram

Marta Salvador Tato Twitter LinkedIn

 

YanMag

 

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

0 comments

Última portada

Ignacio Peyro. Escritor, Periodista y Director del Instituto Cervantes en Londres. Foto: Berta Delgado. YANMAG
Ignacio Peyro. Escritor, Periodista y Director del Instituto Cervantes en Londres

Entradas recientes

Suscríbete