Karel Ayllón – Bróker Aeronáutico y Piloto

 

 

Karel Ayllón, bróker aeronaútico: "Lo mejor y que menos esfuerzo nos cuesta hacer en la vida, es aquello que nos apasiona"

 

“Lo mejor y que menos esfuerzo nos cuesta hacer en la vida, es aquello que nos apasiona”

 

Karel Ayllón es bróker aeronáutico y piloto. Trabajar en el mundo de la aviación fue su deseo desde que era niño y gracias a su constancia consiguió entrar en este compleja área profesional. Comenzó formándose como piloto, pero determinadas circunstancias le llevaron al Brokerage Aeronáutico, un sector con muy pocos profesionales especializados y que llena su necesidad de tener una visión más amplia del mundo de la aviación. En la actualidad trabaja entre Madrid y Londres, formando parte del equipo de la multinacional británica Air Charter Service.

Karel es un profesional creativo e inteligente con una sólida experiencia, que entiende y sabe adaptarse a las necesidades de cada cliente, ofreciendo siempre las mejores soluciones. En este entrevista nos descubre una profesión exigente y en constante cambio, su ética del trabajo y su pasión por la aviación.

 

– Siempre te interesó la aeronáutica ¿cuál era tu sueño dentro de ese mundo? 

Desde pequeño, siempre he sentido una creciente fascinación por los aviones, me sentaba en el suelo y los veía pasar ante mis ojos, para mí eran esos grandes pájaros alados que surcaban el aire y dejaban tras de sí una línea fina, blanca y esponjosa. En mi imaginación era algo maravilloso y casi irreal, como una danza hipnótica en el cielo. Después, cuando creces y entras de lleno en la aeronáutica, descubres que las alas son planos, el aire es un fluido y las finas líneas blancas son estelas de condensación; si bien, sobre todas las cosas, mi atracción y fascinación es y seguirá siempre siendo el concepto romántico de la idea de volar, ese sentimiento mayestático e insondable de libertad.

Es curioso, pero la naturaleza de nuestra personalidad se plasma y fija muy pronto en nuestra vida, como pequeñas moléculas indivisibles que acaban encauzando y perfilando un todo. Es más adelante, con los años y la experiencia adherida y tatuada en nuestra memoria, cuando recapitulamos y nos damos cuenta de ella. Yo quería volar, quería ser piloto, pero sobre todo, quería ser libre y abrazar esa libertad intrínseca a surcar el aire a miles de metros de altitud.

El gusto por viajar y conocer mundo viene aparejado a este concepto, y por suerte, todos los años desde que tenía 4 ó 5 de edad, mis padres nos llevaban a mis hermanos y a mí a recorrer Europa, aunque paradójicamente, lo hacíamos siempre en coche.
En cuanto pude decidir en mis estudios, ya con 18 años, me encaminé a cumplir mi sueño de volar, y así empezó mi viaje.

 

 Karel Ayllón es bróker aeronautico, especializado en contratación y gestión de vuelos charter.

“Yo quería volar, quería ser piloto, pero sobre todo, quería ser libre y abrazar esa libertad intrínseca a surcar el aire a miles de metros de altitud”

 

– Entraste en la Universidad Complutense para estudiar Filología Alemana pero después optaste por la titulación de Gestión Aeroportuaria en la Universidad Autónoma ¿qué te llevó a realizar estos estudios y qué supuso para ti este cambio?

En realidad, ese primer año en Filología Alemana, al mismo tiempo, estuve preparando una oposición para el ejército del aire en una academia militar, y vi en la filología, un complemento perfecto de idiomas y conocimiento para el futuro trabajo de piloto. Cursé y terminé primero y parte del segundo curso de Filología, pero cuando tuve la oportunidad de entrar en la Universidad Autónoma para hacer Gestion Aeronáutica y combinarla con la carrera de piloto comercial, no lo dudé. Fue una decisión sencilla, porque además de prepararte como piloto para conseguir el ATPL, la carrera de Gestión Aeronáutica te abre otros horizontes y puntos de referencia relacionados con el sector aeronáutico, como las infraestructuras aeroportuarias, las Aerolíneas, los derechos de tráfico aéreo, etc., que, ante todo, enriquecen tu concepto aeronáutico global y lo hacen más versátil y completo.

 

– La carrera de piloto es una formación muy compleja que no todo el mundo es capaz de superar ¿cómo fue para ti este periodo y cómo fueron tus primeros vuelos?

Siempre he pensado que lo mejor y que menos esfuerzo nos cuesta hacer en la vida, es aquello que nos apasiona, y esto es aplicable a todos los ámbitos, laborales o de la propia vida. Una carrera, por más o menos técnica que sea, siempre tendrá algunas asignaturas que te encantan per se y las cuales estudias con verdadero placer, y otras que, como esa verdura que apartabas de pequeño en tu plato, al final sabes que tienes que claudicar, y cumplir con el trámite necesario, si bien con menor deleite y satisfacción. La primera vez que te dejan los mandos de una avioneta tienes una mezcla de excitación, temor a lo nuevo y desconocido, ansiedad, felicidad, es un cocktail ininteligible pero emocionante que no puedes describir, pero que finalmente abre paso a una sensación plena y maravillosa, la de volar. Cuando ganas en confianza a los mandos, es cuando realmente empiezas a disfrutar de verdad, tu mente se despeja, y te das cuenta más plausiblemente y con total admiración de todo lo que te rodea en un vuelo.

 

“Siempre he pensado que lo mejor y que menos esfuerzo nos cuesta hacer en la vida, es aquello que nos apasiona”

 Karel Ayllón es bróker aeronautico, especializado en contratación y gestión de vuelos charter. Empresa ACS

 

“Cuando ganas en confianza a los mandos, es cuando realmente empiezas a disfrutar de verdad, tu mente se despeja, y te das cuenta más plausiblemente y con total admiración de todo lo que te rodea en un vuelo”

 

 

– Después de trabajar en aerolínea en el departamento de control de espacio durante unos años decidiste dejarlo y convertirte en bróker aeronáutico ¿por qué tomaste esa decisión?

Al salir de la carrera, y en espera de alguna oportunidad en el sector, trabajé un poco en muchos sitios, pero tuve una gran suerte de ir a parar a una entrevista para una aerolínea que estaba naciendo en España, y de la que guardo y siempre conservare íntimamente, los mejores recuerdos y el mayor de los cariños. La idea de muchos de nosotros, que éramos pilotos y que entramos a trabajar en distintos departamentos, era empezar desde abajo en la aerolínea, y terminar formando parte de la plantilla de pilotos, algo bastante común en el sector. Por desgracia la aerolínea cesó operaciones dos años después sin que hubiéramos conseguido dicho propósito. Una puerta se cerraba, pero con toda la increíble experiencia vivida y mi primera introducción a fondo en el sector aeronáutico, sabía que ya no podría separar mi camino de la aviación. Un mes después un amigo mío entrego mi currículum, sin yo saberlo, a un bróker que buscaba una persona para su equipo, sinceramente no sabía exactamente lo que era el Brokerage, pero me presenté y me eligieron, y así entré en un mundo cuasi desconocido para mí, el de bróker aereo.

 

– El trabajo de bróker aeronáutico es muy específico y no se encuentran muchos profesionales en esta área ¿cuáles son tus tareas y qué características se requieren para poder  realizarlas?
Cuando entré en el equipo del bróker, los siguientes 2 años se encargaron de modelarme y enseñarme la compleja amalgama de partes que componen la aviación en toda su extensión, desde los clientes: agencias de viajes, tour operadores, empresas, orquestas, equipos de futbol, etc….Hasta las aerolíneas, agentes de handling, de rampa, coordinadores de slots, y pasando por una parte muy técnica de conocimiento de aviones: rangos de vuelo, capacidades, performance, bases operativas, ETOPS, etc.

La mejor parte del bróker, es que estás en íntimo contacto con todos los puntos relevantes de la aviación, lo que te confiere una conocimiento y experiencia aeronáutica global. Te define una imagen muy completa y diversa de cómo se mueve el mundo aéreo desde todas sus perspectivas. No hay una carrera específica de Brokerage Aereo, por lo que, los profesionales reales son difíciles de encontrar, ya que se reduce principalmente a aquellos que trabajan o han trabajado en un bróker y conocen las peculiaridades y especificaciones de esta labor. Lleva un tiempo bastante amplio familiarizarse con ello pero las satisfacciones que da son incomparables.

Karel Ayllo—n. Bro—ker Aeron‡utico. Brokerage AŽreo

Las tareas principales de un bróker, en esencia, y sin profundizar mucho, son proporcionar soluciones aéreas a los requerimientos de un cliente con necesidades específicas de desplazamiento de personas o carga aérea, entre dos o más puntos del mapa, y para unas fechas y rutas específicas. Esto abarca todos los sectores profesionales que existen y que, en algún momento de su actividad, precisan desplazarse en avión con unas fechas, rutas y servicios muy concretos, y cuya naturaleza y especificaciones, normalmente no pueden ser cubiertas por el tráfico regular de las aerolíneas. Los servicios que proporciona un bróker aéreo son de vuelos charter (a la carta), donde el límite, como si de un eslogan comercial se tratara, es la imaginación.

 

Karel Ayllo—n. Bro—ker Aeron‡utico. Brokerage AŽreo

 

“La mejor parte del bróker, es que estás en íntimo contacto con todos los puntos relevantes de la aviación, lo que te confiere una conocimiento y experiencia aeronáutica global”

 Karel Ayllón es bróker aeronautico, especializado en contratación y gestión de vuelos charter.

 

“No hay una carrera específica de Brokerage Aereo, por lo que, los profesionales reales son difíciles de encontrar, ya que se reduce principalmente a aquellos que trabajan o han trabajado en un bróker”

 

 

– ¿Cómo es un día normal en tu trabajo? ¿Qué es lo que más te gusta de él?
Desde que trabajo en esta modalidad de servicios aéreos, siempre he pensado que la condición más interesante del bróker, es el dinamismo y la variedad, ningún día es igual al anterior, ya que todas las peticiones de charter aéreo son distintas, tanto en su naturaleza y requisitos específicos, como en el tipo de destino, modelo de avión o incluso el tipo de pasajero. Todas estas variables no te permiten estancarte, la aviación es un mundo muy dinámico y diverso, donde la tecnología evoluciona, las aerolíneas y operadores cambian y renuevan sus flotas. También cambian sus bases, donde las legislaciones se adecuan a las necesidades, se crean acuerdos bilaterales, y se suceden eventos locales, nacionales y mundiales (como la Copa del Mundo de fútbol, las reuniones del G8, la gira musical mundial de U2). Y por supuesto cada uno de los requerimientos de un cliente, porque se analiza individualmente cada petición para proporcionarle la mejor solución posible a su necesidad aérea. Las elecciones finales de un cliente pueden ser muy diversas, y a veces sorprenden, bien por versatilidad, por eficacia, por rapidez, comodidad, servicio y coste. Existe una cantidad infinita de posibilidades, alguna que quizás el cliente ni siquiera había contemplado, pero es tu experiencia y tu creatividad como bróker la que hace que puedas ofrecérselas y al final todo acaba encajando como las piezas de un puzzle. Es un rompecabezas diario que te obliga, o mejor dicho, te permite, aprender y asimilar algo nuevo en cada ocasión, enriqueciendo tu conocimiento y mejorando el desempeño de tu labor como bróker.

 

 

 Karel Ayllón es bróker aeronautico, especializado en contratación y gestión de vuelos charter.

“Existe una cantidad infinita de posibilidades, alguna que quizás el cliente ni siquiera había contemplado, pero es tu experiencia y tu creatividad como bróker la que hace que puedas ofrecérselas”

 

 

– Has trabajado para la empresa española Europair Broker y actualmente trabajas para la británica Air Charter Service, ambas con sede en Madrid ¿has notado diferencias en la forma de trabajar?

En Europair empecé mi andadura en este mundo tan fascinante, y es, sin duda, donde me enamoré de verdad de la aviación. Es donde me enseñaron y aprendí lo que significaba ser bróker en toda su extensión. Tuve la suerte de tener un mentor excepcional, dueño de la empresa y con 25 años de experiencia, al que le apasionaba su trabajo, y cuya pasión transmitía en cada momento que podías debatir sobre la aviación actual, la de la edad de oro, y cualquier asunto que pudiera intrigarte de los aviones, las aerolíneas y todo lo relacionado con ellas. A veces tenía que equivocarme para aprender, así que los dos primeros años, convives con éxitos y fracasos casi en la misma medida. Siempre me acordaré de la frase de mi jefe que decía: “Un buen chef de un restaurante 5 estrellas, necesita cocineros con el mismo talento, preparación y buen hacer que él mismo, sólo así preparan el plato perfecto”. La empresa era pequeña, ya que apenas éramos 10 empleados, pero esto le confería un ámbito familiar que recuerdo con muy especial cariño, y que favorecía enormemente la cercanía y cooperación de todas las personas que remábamos a la par para conseguir éxitos, así como la implicación directa en todo lo que atañe a la empresa. Fueron 6 años increíbles.

Desde hace 5 años estoy en otro Bróker Aereo (ACS), una empresa multinacional británica con 26 oficinas alrededor del mundo, emplazadas en los 4 continentes y más de 400 empleados. Y lo primero que me vino a la cabeza al empezar aquí, fue la dimensión, la visión global que adquieres cuando abres tu espectro laboral aeronáutico al mundo entero. Lo segundo y también muy interesante que encontré, fue la formación, ya que nada más incorporarse, los nuevos bróker son enviados a la sede central en Londres para pasar un curso de dos meses en los que te enseñaran todo lo relativo al Brokerage, desde la parte más técnica y compleja, la legal y el método especifico de trabajo de ACS, hasta la parte más comercial y de venta consultiva. Desde el principio notas la solidez de una estructura y un método de trabajo enfocado a formarte para el éxito profesional. El concepto británico es quizás más rígido y medido en todos los aspectos, si bien, también encontré a una gran familia en la que todos se conocen, respetan y cooperan, desde el presidente y CEO, hasta cualquiera de los nuevos bróker que acaban de salir de la carrera. De hecho, el primer día de formación, te reúnes con el CEO, que te contará con autentico deleite, como empezó todo hace casi 30 años en un sótano de su casa, con un teléfono fijo, un fax y una máquina de escribir. Así que, de inmediato me encontré también muy cómodo en su filosofía de trabajo y no lo consideré como una ruptura, sino como una continuación y enriquecimiento de mi vida como bróker.

 

Karel Ayllo—n. Bro—ker Aeron‡utico. Brokerage AŽreo

 

– ¿Cómo es tu ética del trabajo?
Básicamente, es la misma que tengo en mi vida: esforzarme en las labores que desempeño para hacerlas de la mejor y más eficaz manera posible. Tengo muy presente el respeto por las personas, clientes, proveedores, compañeros, amigos, desterrando cualquier prejuicio y considerando todas las opciones y visiones de un mismo tema. Para mí es muy importante mantenerme abierto a aprender cada día algo nuevo y/o diferente, aplicable directa o indirectamente a la vida laboral o personal, pero siempre interesante y enriquecedor. Considero fundamental ser comedido y educado en mis resoluciones y decisiones, pero firme, incluso en situaciones complicadas o de presión. Busco dar valor a mi trabajo en su medida y cooperar y ayudar a mis compañeros dentro de mi empresa. La ambición por crecer, evolucionar y desarrollarme la combino intrínsecamente con el sentido de pertenencia a mi empresa, porque así ganamos todos. Nada es tan satisfactorio y te implica tanto en tu labor, como crecer dentro de algo de lo que formas parte útil y necesaria.

 

 Karel Ayllón es bróker aeronautico, especializado en contratación y gestión de vuelos charter.

“Nada es tan satisfactorio y te implica tanto en tu labor, como crecer dentro de algo de lo que formas parte útil y necesaria”

 

– ¿Cómo te gustaría verte trabajando dentro de 10 años?
Pues espero seguir apasionado, dentro de la aviación y satisfecho por todos mis años de trabajo. A nivel más práctico, quizás ya en un mando superior con personas a mi cargo a las que pueda transmitir mi conocimiento y visión del mundo aéreo, bien en un bróker, una aerolínea, o bien en una empresa que pueda llegar a crear yo mismo. Siempre digo que si tienes ideas y puedes luchar por ellas, debes hacerlo, pues el camino será más diáfano y verdadero.

Como comentaba anteriormente, el sector está en continuo cambio y evolución, por lo que, no es descartable que surjan nuevos conceptos y modelos de negocio, nuevas aerolíneas, el desarrollo de los biocombustibles para aviones será pronto una realidad, quizá se apruebe una nueva regulación de cielos abiertos global, y muchos cambios más, por lo que, será muy interesante ver hacia donde se encaminará todo, y más aún, estar dentro de la vorágine de ideas y conceptos que vendrán y que me permitirán formar parte de ello en una modalidad directa.

 

 Karel Ayllón es bróker aeronautico, especializado en contratación y gestión de vuelos charter.

“Será muy interesante ver hacia donde se encaminará todo, y más aún, estar dentro de la vorágine de ideas y conceptos que vendrán”

 

 

– Has viajado y viajas habitualmente por todo el mundo ¿qué culturas te han sorprendido más?
Es una buena pregunta, quizás el país que más me ha deslumbrado en todos mis viajes haya sido la India, no sabría decir si por su estilo de vida, por la espiritualidad que invade cada lugar y cada momento, por sus parajes recónditos e inexplorados, y, en un sentido de mayor retrospección, porque a pesar de todos los problemas que sufren a diario en muchos lugares, tienen una naturaleza afable, un sentido de comunidad orgullosa de sus tradiciones y su cultura, de su país. En este país te das cuenta del poco valor real de las cosas materiales, y del histrionismo y exceso que prolifera en el consumismo occidental.

 

– ¿Cómo es tu tiempo libre?
Soy una persona muy activa, la verdad que necesitaría días de 28 horas. En esencia mi pasión en la vida es viajar para conocer el mundo y siempre que puedo escaparme, aunque sean 4 días, aparezco por el aeropuerto. En el día a día, me encanta practicar multitud de deportes: fútbol, padle, esquí, correr y, con más tiempo y planificación, solemos ir a veces a hacer wake board, buceo y paracaidismo. También suelo leer, ahora mismo estoy disfrutando con “El Alquimista”. Suelo escribir cuando me viene la inspiración, y ver alguna serie antes de dormir para poder comentar con los compañeros de la oficina. Me fascina pasear por Madrid entre el tumulto de gente que inunda cada calle del centro, salir a tapear con mis amigos, ir a alguna exposición, al teatro y al cine. Y ahora estoy aprendiendo a tocar la guitarra, aunque creo que mis manos no son especialmente ágiles y precisas de momento (risas). Siempre me han dicho que soy un poco hiperactivo, no puedo negarlo, así que me gusta estar siempre haciendo cosas y aprendiendo otras.

 

 Karel Ayllón es bróker aeronautico, especializado en contratación y gestión de vuelos charter.

 

“Siempre me han dicho que soy un poco hiperactivo, no puedo negarlo, así que me gusta estar siempre haciendo cosas y aprendiendo otras”

 

– Te gusta la literatura y sueles escribir textos ¿en qué género te sientes más cómodo?
Como en todas las cosas, he evolucionado bastante en el tipo de lectura, mis padres siempre me miraban con profunda extrañeza cuando, a los 9 años me encantaba leer los clásicos de la literatura griega como La Ilíada, La Odisea, Las Fábulas de Esopo o Prometeo Encadenado. La verdad que era bastante peculiar para un niño de esa edad, pero a mí me encantaban. Con los años fui ampliando el abanico, y sobre todo leía poesía y novelas actuales, biografías históricas, y mi favorita de siempre, La Divina Comedia. En poesía me declaro fan incondicional de Bécquer, Garcilaso y Neruda, además de mucho otros. Y como escritor totalmente aficionado a la poesía romántica, es el género que mejor me permite expresar mis sensaciones, mis pensamientos y lo que entiendo de la realidad mundana. Para ser sinceros, mis primeras poesías fueron en el colegio y sobre todo para chicas de mi entorno por las que sentí profunda devoción y amor de juventud. Creo que era el único que llevaba rosas en San Valentín a clase.

 

– Un deseo que te gustaría se hiciera realidad
En esencia, poder ser feliz como hasta ahora, no puedo pedir más. Me encantaría compartir y exhortar mi visión positiva del mundo, a pesar de que suceden constantemente cosas horribles. Poder aprender y asimilar que en la simplicidad y los pequeños detalles están todos los buenos momentos que necesitamos para conseguir la anhelada felicidad.

 

 

“Me encantaría compartir y exhortar mi visión positiva del mundo, a pesar de que suceden constantemente cosas horribles. Poder aprender y asimilar que en la simplicidad y los pequeños detalles están todos los buenos momentos que necesitamos para conseguir la anhelada felicidad”

 

 

Más información

Karel Ayllón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comments

ÚLTIMA PORTADA

Karel Ayllón
Bróker Aeronáutico y Piloto
“Lo mejor y que menos esfuerzo
nos cuesta hacer en la vida,
es aquello que nos apasiona”

Entradas recientes

Suscríbete